RSS

Dos eurodiputadas de la Izquierda Unitaria Europea acceden a los arcanos del #TTIP

13 març

La oposición contra el TTIP crece, y mientras fuerzas políticas como IU y Podemos, pertenecientes al Grupo de la Izquierda Europea intentan pararlo, liberales, socialdemócratas y conservadores presionan para culminar el acuerdo que la mayoría de gobernantes europeos (entre ellos, Mariano Rajoy) defienden a capa y espada sin tener en cuenta las voces de alarma de quienes alertan de los peligros del TTIP.

5489fe5729ec6Cuenta Público que Jean Claude Juncker pidió más transparencia sobre el TTIP y Cecilia Malmström prometió correr las cortinas y dejar que la luz bañase los documentos del Tratado de Libre Comercio que Bruselas y Washington negocian con sigilo. A la hora de la verdad, sin embargo, las condiciones para tener acceso a la información son ridículas y vejatorias.

Por ejemplo, no se pueden reproducir los documentos con marca de aguas que les entregan en sobres con su nombre, ni tener ningún tipo de contacto con el exterior. En todo momento son vigilados por un funcionario de la UE que incluso debe revisar que los folios estén enteros y que los parlamentarios no hayan arrancado partes para robarlas, y deben dejar fuera de la sala todos sus aparatos electrónicos, relojes incluídos e incluso los bolígrafos, ya que sólo en ocasiones permiten tomar notas. Y no es imaginación: lo cuenta una de las pocas eurodiputadas que ha podido acceder al arcano de TTIP: Marina Albiol, de Izquierda Unida, miembro de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos del Interior y una de las eurodiputadas españolas más críticas con el TTIP. En las Consignas de Seguridad que se le enviaron previamente, queda establecido que sólo puede acceder a los documentos clasificados firmando una declaración solemne de confidencialidad, y siempre en solitario.

Las eurodiputadas que no se atengan al sigilo se enfrentan a sanciones administrativas o procesos penales. No pueden informar sobre lo que han podido leer, pero las eurodiputadas no dudan en alertar del peligro del TTIP tras acceder al mismo. Tanto Lola Sánchez como Marina Albiol han confirmado sus temores.

Las eurodiputadas tuvieron que aceptar todos los ritos: pedir cita, firmar una cláusula de confidencialidad, despojarse de todos los objetos electrónicos, y más… Y lo más grave es que estas representantes elegidas directamente por los europeos tienen completamente prohibido revelar un solo detalle, bajo la amenaza de enfrentarse a sanciones administrativos o incluso a procesos penales aunque sólo han podido acceder a una pequeña parte de las entrañas del TTIP (Transantlantic Trade and Investment Partnership). Marina Albiol y Lola Sánchez, después de su excurso por los papeles del TTIP, confirman su oposición frontal al acuerdo y aseguran que seguirán trabajando para evitar su ratificación.

Explican en Público que la europarlamentaria de Podemos Lola Sánchez accedió a parte de los documentos el pasado martes 3 de febrero en Bruselas. A excepción de sus gafas y de un pañuelo de papel, Sánchez debió dejar todas sus pertenencias en un armario a las puertas de la reading room, en la que ni siquiera le permitieron usar su propio bolígrafo, ni tampoco su cuaderno, aunque sí le entregaron un sobre con hojas marcadas con su nombre para que tomara notas. Así pudo acceder a una sala de lectura segura de la UE que describe como una habitación con paredes cubiertas de cajas fuertes en las que se almacenan los textos del tratado. En una mesa, y bajo la atenta mirada de una funcionaria, la eurodiputada pudo estudiar el resumen de la octava ronda de negociaciones, celebrada hace apenas un mes. Una marca de agua del mismo color que las letras del documento dificultaba la lectura del texto, enteramente en inglés y cargado de tecnicismos.

De los documentos que tuvo en sus manos, Sánchez destaca el “agresivo liberalismo” de Bruselas en las negociaciones, y el hecho de que en función de la materia consultada EEUU igualase o incluso superase a la UE en la defensa de los valores neoliberales. “Es un tratado hecho para las multinacionales”, asegura, antes de criticar la dificultad para acceder a documentos con las ofertas y exigencias de Washington, porque EEUU “prohíbe a la UE hacerlos públicos”.

“Es un juego de póquer entre ambas partes, yo te doy y tú me das”, esgrime, asegurando que su formación seguirá con su estrategia de rechazo al TTIP o incluso “la fortalecerá”. También tiene claro que continuará consultando estos documentos. Tras leer decenas de folios, apenas una pequeñísima parte del acuerdo, Sánchez tiene claro que su preocupación por las posibles consecuencias del tratado transatlántico no ha hecho más que crecer. Y concluye: “Creo que cada información nueva, no sólo éste documento, deja más claro el recorte de derechos que vamos a sufrir”.

Marina AlbiolPor su parte, Marina Albiol, eurodiputada de IU que también pertenece al grupo de la Izquierda Unitaria Europea, accedió a un documento relacionado con la protección de datos este mismo jueves, durante las dos horas de rigor que establece la UE. “No me quedo tranquila en absoluto”, asegura. “Creo que cada información nueva, no sólo éste documento, deja más claro el recorte de derechos que vamos a sufrir”.

En su caso, al celebrarse el pleno de esta semana en Estrasburgo, la funcionaria encargada de supervisar el proceso de lectura la ha recibido en su despacho, y no en la reading room de Bruselas, que cuenta con unas medidas de seguridad algo más estrictas. “Ha sido menos peliculero de lo que imaginaba”, afirma, antes de cuestionarse para qué sirve acceder a estos textos si no puede contar una palabra, cuando su obligación es “informar a los ciudadanos”.

“Intentaré ver todos los documentos que me dejen, como los relacionados con el ISDS”, afirma. El ISDS (Investor State Dispute Settlement) es precisamente uno de los puntos más polémicos del acuerdo, una cláusula de protección de inversiones que permitirá a las multinacionales demandar a los estados en los que realicen inversiones ante paneles arbitrales, y no ante las justicias nacionales, de considerar estas corporaciones perjudicadas sus inversiones por cambios normativos aplicados por estos estados.

Y concluye Marina Albiol: “Me voy con la idea de que tenemos que seguir currando para que este tratado no llegue a firmarse, es el objetivo número uno de la izquierda europea”.

 
Deixa un comentari

Posted by a 13 Març 2015 in Europa, TTIP

 

Etiquetes: , , ,

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s

 
%d bloggers like this: