RSS

ANA MATO: NO TE ECHAREMOS DE MENOS

27 nov.

imageLeo en el blog de Médico Crítico una especie de palabras de despedida, algo así como un pequeño epílogo a la gestión de Ana Mato, la ministra que nunca debió serlo. Sin apenas adverbios ni adjetivos, la lista desgrana nuestros agravios y enumera, uno a uno, todos los hechos y motivos por los que, a pesar de que no la echaremos de menos, dificilmente podremos olvidarla. Los destrozos graves, de fondo y calado en la sanidad pública, de la ya ex-ministra MATO, exigirán los mejores restauradores para que el sistema de salud pueda recomponerse… Quedan pendientes las imperdonables responsabilidades de Mariano Rajoy, que debería dimitir de inmediato no sólo por beneficiarse también, por su cargo, de todas las tramas descubiertas en su Partido, sino sobre todo -y eso sí es criminal- por poner en manos de una política emblemática de la Gurtel un servicio público fundamental y nuestro derecho a la sanidad. Y hacerlos trizas entre insufribles incompetencias, rapiñas desmedidas y a contra reloj… Y ni un gesto de pesar por el sufrimiento y las muertes que sus destrozos han provocado. También en memoria de Alpha Pam, no te echaremos de menos, Ana Mato, pero esperamos que se vayan sumando cargos que te encadenen al banquillo.

Y estos son los cargos de Médico Crítico:

(1) No tener absolutamente ni idea de sanidad, servicios sociales o igualdad cuando llegas al cargo.
(2) Provocar mediante un Real Decreto un cambio en la conformación del sistema sanitario recuperando un concepto que creíamos anacrónico, el de asegurado.
(3) Basar el discurso de una reforma sanitaria en que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades y que hay que actuar con rapidez (que en este caso era sinónimo de atolondradamente).
(4) Cargarte la universalidad del sistema sanitario y que la sociedad se organice para rebelarse contra esa medida y monitorizar los efectos de la misma a lo largo del tiempo.
(5) Enfatizar la palabra NACIONAL de “Sistema Nacional de Salud”, utilizando al inmigrante indocumentado como un instrumento (riesgo de salud pública) desvistiéndolo de toda dignidad individual o colectiva.
(6) Instaurar un “medicamentazo” con unos criterios -fármacos para síntomas menores- confusos y que habían probado ser inefectivos en medicamentazos similares en otros países.
(7) Manipular de forma repetida los datos de gasto y consumo farmacéutico para que queden bien con el discurso apriorísticamente diseñado.
(8) Mentir una y otra vez negando los efectos de tus políticas y ocultando problemas de salud bajo eslóganes simplones.
(9) Dar apoyo explícito a consejeros que aplicaron con fervor leyes que costaron la vida de gente.
(10) Hacer gala de ignorancia en temas de género diciendo que “la falta de varón no es un problema médico”.
(11) Continuar con una visión de la salud más propia del siglo XIX, negando la visión de las “causas de las causas” y caminando hacia el individualismo que niega la influencia de la sociedad en la salud.
(12) Ir por el mundo contando mentiras manipulando los datos para defender tu gestión.
(13) Hacer que el aborto sea un asunto legal y que el ministerio de sanidad no tenga nada que ver en la defensa del aborto como prestación de salud pública.
(14) Gestionar a nivel nacional una crisis de salud pública internacional (ébola) de la forma más desastrosa posible, llegando al punto en el que tu propio gobierno te desacredita y te saca de la esfera de comunicación pública porque das vergüenza e intranquilidad a los que te escuchan.

Pero lo que te ha hecho dimitir no ha sido eso, sino ser “partícipe a título lucrativo” de la trama Gürtel. Ese será tu motivo, pero nosotros no olvidamos las demás hazañas. Que lo que venga nos sea leve.

 
4 comentaris

Posted by a 27 Novembre 2014 in Salut

 

Etiquetes: , , ,

4 responses to “ANA MATO: NO TE ECHAREMOS DE MENOS

  1. nexuxseis

    27 Novembre 2014 at 13:55

    Reblogged this on ramonyops.

     
  2. Manel Artero

    27 Novembre 2014 at 15:02

    Reblogged this on El Día a Diario and commented:
    Una criatura despreciable hasta el vómito no merecería más que el olvido, pero el daño hecho por ella y, consecuentemente, por el criminal que la puso en el cargo, tardará años en curar.
    No le deseo ningún mal fatal, solo alguna enfermedad que la colme de dolor mientras su dios la mantenga en la Tierra que ha destrozado.

     
  3. Gallardeteword

    28 Novembre 2014 at 3:20

    Reblogged this on GallardeteWord.

     

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: