RSS

Sobre desigualdades de fondo, soberanía y solidaridad

20 oct.

Xarxa socialista.

En todos los años que dí clase de Política Económica no conseguí entender cómo podía desvincularse de manera tajante, metafísica, la redistribución de la renta entre las personas de la distribución interterritorial. Se trata en ambos casos (por lo menos, y dicho de manera llana) de “repartos del pastel” entre grupos de interés y clases sociales, en los que quien parte y reparte se queda con la mayor tajada. Lo cual significa, yendo al caso, que si la política está bajo arresto de la economía, los intereses económicos dominantes dictarán las políticas de la llamada “redistribución”… que naturalmente puede ser muy regresiva. Vean el gráfico de la renta por estratos sociales para los Estados Unidos antes y después de impuestos por un periodo suficientemente largo como para recoger las medidas fiscales de los partidos demócrata y republicano: a pesar de las oscilaciones, la tendencia a largo plazo (marcada por el bipartidismo) indica el crecimiento inclemente de la desigualdad. Y es una muestra patente de la explotación, la expropiación y la corrupción empresarial y política que paga la inmensa mayoría de la población.
image

No he encontrado un gráfico similar para España o Catalunya, pero sí sé que éste es el modelo de desigualdad creciente de referencia neoliberal (el mismo que curiosamente rigió durante el franquismo) y el que se obtendría en líneas generales para España, con la excepción de unos cortos periodos en los que la distribución de la renta después de impuestos puede haber conseguido una mayor equidad. Pero no sería el caso ahora, y de forma agravada desde 2008. Precisamente por el peso de la desigualdad de las políticas fiscales regresivas del Gobierno central, desde Catalunya (con políticas fiscales del mismo corte) se alimentan desvaríos que han tenido cierto éxito como el de que “España nos roba”. Si se acepta mi enfoque, quienes roban son los grandes empresarios, el capital financiero y los políticos que someten la política (y no sólo la política económica) a sus intereses. Y lamento que la discusión por una porción mayor del pastel entre grupos dominantes implique que una parte importante de la población, movida por sentimientos y afectos totalmente legítimos (y hasta cierto punto compartidos) les siga un juego donde nadie defiende, de verdad, ni sus derechos ni sus necesidades.

Unas pequeñas claves adicionales sobre lo que considero importante. En primer lugar, sobre las fuentes de financiación de las políticas públicas. Como sabemos, el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) no es progresivo, sino que grava en mayor medida las rentas del trabajo de la población asalariada. Por su parte los impuestos indirectos, en especial el IVA, representan un esfuerzo fiscal mayor cuanto más bajo es el salario o pensión de las personas: aunque representan cada vez más una parte muy importante de los ingresos del Estado, proceden en gran medida del consumo de las personas trabajadoras y las capas medias. Un ejemplo bien elocuente, aunque tenga algunos años, fue la exención de pagarlo de una hermana Koplowitz a la otra cuando le vendió el 26% de Fomento de Construcciones y Contratas por valor de 136.000 millones libres de impuestos. Por no hablar (aunque hay que hacerlo) del fraude fiscal que permite que las grandes firmas del IBEX35 y personajes muy conocidos, se llamen Bárcenas o Mas, o Pujol, tengan cuentas en Suiza u otros paraísos fiscales. Un fraude, con amnistías de vergüenza, del que siguen beneficiándose las grandes fortunas y las grandes empresas mientras su no contribución fiscal sirve de coartada para los recortes más sangrientos en dependencia, sanidad, educación, pensiones, etc. Y dejo para el final los impuestos que deberían ser y no son, porque no interesan a los grandes especuladores financieros, como por ejemplo, lo que se conoce como “tasa TOBIN”.

En segundo lugar, cuando se pide con toda justicia -y no sólo desde el soberanismo- que desde Catalunya se pueda disponer de una parte mayor de su esfuerzo fiscal, deberíamos preguntarnos qué políticas se financian y se quieren fomentar. No hay que conformarse con la respuesta de que más dinero “beneficia Catalunya” como si esto significase que sale favorecida por igual la infancia, quienes investigan y se esfuerzan, las personas más necesitadas, las enfermas… o los habituales corruptos. No significa que mayores dotaciones para las inversiones en obra pública o en servicios sociales sea bueno, en igual medida, para toda la población. Por ejemplo, la falta de transparencia en las adjudicaciones públicas significa un trasvase de renta de los “comisionistas” en el poder hacia grandes empresas sobornadoras, no todas, ni mucho menos, ni siquiera con sede en Catalunya!

Por tanto, me parece también un error relacionar el concepto de solidaridad interterritorial con los flujos financieros hacia otras Comunidades Autónomas porque implica que por más desigualdades, injusticias, bolsas de pobreza que haya dentro del propio territorio, por más explotación, trabajo negro y marginación que podamos descubrir, si hay déficit en el saldo financiero hacia el resto del Estado ya somos una nación solidaria. ¡Qué fácil se contentan y tranquilizan algunas conciencias! Y sin embargo, hemos fallado en lo esencial: no hemos convertido la solidaridad en un derecho de ciudadanía superando el primitivo estadio de la caridad, no hemos asumido como colectivo el ejercicio social responsable de asegurar a todo el mundo que pueda vivir dignamente, ni mucho menos el compromiso de crear empleo estable y de calidad asegurando los mejores servicios para todos, extendiendo los  derechos económicos sociales y políticos a la población inmigrada y acabar con la marginación… Ni somos capaces tampoco de asegurar a la juventud la educación que merece, una vivienda digna, un trabajo estable, un horizonte de vida en el que puedan desarrollarse según sus capacidades y aportar a la sociedad no sólo su trabajo y su esfuerzo, sino también su ilusión, sus sueños, su alegría de vivir y su capacidad de rebelarse.
.
Tercer punto (o error) sobre “España nos roba”: Cuando se habla de que “Cataluña es solidaria” porque da más dinero del que recibe, habría que analizar también la calidad de lo que se financia con esta solidaridad. Malo es que se fomente la cultura de la subvención en zonas deprimidas para que siguiera vigente en muchos casos la España del siglo XIX. Los fondos “solidarios” financiaron la limpieza del recinto de Doñana para evitar reclamaciones a la multinacional sueca responsable en su momento de los vertidos tóxicos  y la duquesa de Alba recibe muchísimo más en subvenciones que las escuelas con ordenadores y ya con pocos maestros.  Con migajas de las transferencia se quieren dormir las conciencias del campesinado andaluz y extremeño para que el SAT y sus ocupaciones sean sólo una anécdota y no se reivindique ninguna Reforma Agraria. Estas transferencias dominadas por facciones de las distintas capas dominantes contribuyen a mantener una España de varias velocidades y la mentira de que se hace política regional cuando las actuaciones sobre el territorio benefician a unos cuantos incrementándose el porcentaje de población por debajo de la renta media. Un ejemplo sobre ruedas: el AVE y sus trazados. Y mientras se edificaban obras faraónicas,  se alimentaba un populismo de desagradables consecuencias dirigido a los instintos más irracionales , a la confrontación por cuestiones de vecindad , a la burla de la diferencia, potenciando un cantonalismo que da votos mientras se aleja incluso de los mínimos culturales exigibles y  se acerca más y más a la intolerancia.

En el cuarto punto entran las privatizaciones: ¿Cómo se puede hablar con tanta suficiencia de solidaridad o insolidaridad entre los habitantes de las diferentes Comunidades Autónomas cuando lo que han hecho los dos últimos gobiernos- tanto el del PSOE como el del PP, y especialmente este con la creación del “capitalismo de compañeros de pupitre” – ha sido convertir la propiedad pública, es decir, de todos – en empresas rentables propiedad de unos cuantos?  Este es también un atentado real a la soberanía de los pueblos, porque aunque según los libros de economía privatizar no es robar, muchas privatizaciones, concesiones, externalizaciones, etc.,  merecían pasar por el Juzgado de Guardia.

Y el quinto punto de reflexión debería dedicarse forzosamente a los municipios, que siguen siendo invitados de piedra mientras las Diputaciones, tan poco transparentes, permanecen incólumes a los recortes…. pero por hoy lo dejo aquí. Si el enfoque interesa y ayuda a ver más claro porque muchas personas en Catalunya nos sentimos más próximas a los jornaleros andaluces, a los mineros de León, a la maltratada gente trabajadora de toda la península que a la familia Pujol o a las 399 restantes que quieren utilizar en su provecho los derechos y los sentimientos de la población de Catalunya, podemos seguir. Porque para cambiar las cosas y conseguir un mundo mejor, tenemos que dejar de mirar el dedo para descubrir dónde señala.

 

35 responses to “Sobre desigualdades de fondo, soberanía y solidaridad

  1. Zana Lord

    20 Octubre 2013 at 19:44

    Hola mi querida Ángels. También los mineros de León (y de todos lados) tenemos mucho más en común contigo (con cualquier trabajador catalán, vasco, madrilñeño, senegalés, chino…o de donde sea), que con los ricos leoneses. Tenemos mucho más en común pero, desgraciadamente, muchas veces lo olvidamos y entramos a su juego. Un juego que consiste en tenernos entretenidos discutiendo quien es el amo del perro, olvidándonos de que, nosotros, somos las pulgas.
    Muchas gracias por hacer entendible lo que quieren ocultar.
    Por ciereto, el Faedo está inmenso…esperándoos
    Zana

     
  2. Toni Barbarà

    20 Octubre 2013 at 20:13

    Àngels !! Mercès per que ens fas un regal clarificador que cada dia era més necessari. Jo diría imprescindible, immersos, com ens volen, en tanta batalleta mediática que fuig de les veritats que realment importen. i furga sentiments per tapar les vergonyes. ! Queda demostrat que es pot pensar i #re_pensar amb una altra mirada crítica, empoderada, insurgent, dempeus i lúcida. i no seguir mirant la punta del dit !! Salut ! Toni .

     
  3. Javier

    20 Octubre 2013 at 20:42

    Gràcies per l’análisi tan entenedora i valenta, per afegir la imprescindible llum de la racionalitat a aquest paisatge dels contrastos d’emotivitats. La mirada de classe ha de dur-nos a perdre complexos per abordar amb la raó allò que ara només sembla abordable des d’una pretesa identitat territorial. Què haurem de ser, al cap i a la fi, propers a aquells amb qui només compartim naixença o veînatge o, per sobre de tot, a aquelles amb qui compartim problemes, explotació i vivències?
    Posicionaments clars com el teu armen d’arguments els qui no tenim paraula pública.

     
    • Marendins

      22 Octubre 2013 at 10:20

      La identitat territorial existeix quan hi ha una llengua, cultura i tradicions comunes que vertebren un territori. Negar això és caure en el relativisme al servei de la uniformització i que només beneficia a les cultures més poderoses en detriment de les més dèbils i de la diversitat. Tampoc caiguem en el parany de pensar que al reconèixer una identitat històrica i autòctona en un territori ja estiguem negant la possibilitat que altres cultures i llengues hi convisquin.

      A mi em sembla que convé separar el debat econòmic i de lluita de classes de l’identitari però sense negar aquest altre tampoc. Sense pretendre com fan molts que només un dels dos és vàlid o que un s’ha de supeditar a l’altre.

      Per cert, qui no té paraula pública? Qui et nega parlar? A mi em sembla que les idees crítiques amb el model capitalisme sempre han tingut vies d’expressió, en tot cas fins ara no em sabut convèncer a la ciutadania que tenim un model alternatiu viable.

       
      • J'onn Jonn'z

        22 Octubre 2013 at 19:15

        Perdona, però caus exactament en el mateix error que es denúncia en l’article. Parles d’identitat versus lluita de classes o debat económic, com si fòssin coses diferents quan no ho són.

        El que tu englobes dins d’aquest concepte d’identitat és només la identitat geogràfica, i ni ha moltes més. Identitat econòmica i una major reivindicació d’aquesta és el que reclama l’article, ja que al final, aquells que ens apreten el coll amb la bota (o amb la corbata de seda) no entenen de pàtries ni banderes, sinò de fluxes de capital.

         
      • Marendins

        22 Octubre 2013 at 21:17

        Em dona la impressió (disculpa si m’equivoco) que ets tu qui utilitza la identitat de classe per negar la identitat cultural i geogràfica (no és només geogràfica). Em sembla que fas exactament com CiU quan intenta acallar als que lluiten contra les retallades dient “això no toca ara”. En el teu cas menytens la lluita dels Països Catalans per mantenir la seva cultura i llengua amb l’excusa de que la lluita contra el capitalisme és més important. “Això no toca ara”. Imagina’t si fessim el mateix amb altres lluites com la de la llibertat sexual, o l’ecologisme. Jo pensava que totes elles eren compatibles amb la lluita contra el capitalisme.

         
  4. Elena Alvarez

    20 Octubre 2013 at 21:18

    Bravo Angels! Ja saps que soc de poques paraules, però no em puc estar d’agraïr-te la claredat i força dels teus arguments.

     
  5. Carmina

    20 Octubre 2013 at 22:26

    Collonut!!!!!!

     
  6. csuarezg1

    20 Octubre 2013 at 22:28

    Angels, gracias de nuevo por tu elocuencia y tus clases magistrales de economía.

     
  7. Cipriano Rivera

    20 Octubre 2013 at 22:45

    El universalismo es necesario en todas partes…el pueblo catalan es igual de explotado que el resto de España, y lo que se de en solidaridad es gracia al esfuerzo de la clase trabajadora, por que los ricos nunca ponen nada OK? Porque no se puede cambiar el sistema? a quien hay que darle por el culo? seguramente que no es al Rey…

     
  8. Cipriano Rivera

    20 Octubre 2013 at 22:50

    AH, SE ME OLVIDABA, LOS RICOS SI PONEN ALGO SON A LOS ESQUIROLES…

     
  9. Clara VAlverde

    21 Octubre 2013 at 9:43

    Esto es lo que hecho de menos: artículos y conversaciones inteligentes y tranquilas, pensadas, sobre lo que realmente hay debajo de todo el ruido y sentimientos. Sentimientos, sí, pero se necesita mucho más que sentimientos. Gracias Àngels. I-INTE-INTELLIGENCIA!!

     
  10. Marendins

    22 Octubre 2013 at 9:42

    Jo també em sento proper als treballadors de Tolosa, Gènova o Porto. Avall amb les fronteres de l’estat espanyol, les mentals també. No oblidem, per als lerrouxistes de torn, que no tot es redueix a diners. Existeix un atac d’intensitat creixent contra la llengua catalana arreu dels Països Catalans. Això ja es motiu suficient per desvincular-se de l’adminsitració de l’estat espanyol. Apa, salut.

     
  11. Eduard Pertinez (la llegenda de sant jordi)

    22 Octubre 2013 at 10:28

    Estimada Àngels,

    Creo que te traiciona el subconsciente. Tu análisis puede estar muy bien, pero falla en lo esencial. Y lo esencial es: Cómo solucionamos el problema. El sistema actual, basado en el control de los territorios mediante la Corte castellana, está muy bien trabado. No lo vamos a poder tumbar por mucha razón que lleves. El sistema basa su éxito en el tamaño. Un territorio de 47 millones de personas permite lobbies de interés suficientemente grandes como para contrarestar el poder del ciudadano. El Puente Aéreo es un claro ejemplo. O Abertis, que puede quedarse las autopistas de Madrid y hacerlas gratuïtas a cambio de eternizar las concesiones en Catalunya. El sistema está asentado en la existéncia del entramado autonómico y central. Y ese entramado es el que hace posible que nada cambie gane quien gane.

    ¿Cómo solucionamos el problema? La independencia de Catalunya es condición “sine qua non”. Un territorio pequeño permitirá a los ciudadanos de Catalunya fiscalizar mucho más convenientemente a sus poderes facticos. Catalunya tendrá que luchar contra sus monstruos. Seguro. Pero con la independencia aparece una posibilidad que no existe sin ella. El sistema de control político estaba asentado en el control de tres de las formaciones existentes en el panorama electoral catalan: CiU, PSC y PPC. Y parcialmente de ICV. Pero ese sistema se viene al traste con la aparición de una ERC renovada, la CUP, un sector de ICV (Romeva-Camats) y C’s. Y SI. Y RCat. Y la ANC. Y Procés Constituent.

    Catalunya tiene sus herramientas para mantener bajo control a sus corruptos. Pero solo si es independiente. Sin independencia, los poderes fácticos mantendran intacta su posición. Y tu continuarás teniendo razón en el problema, pero ese no tendrá solución.

    También para el resto de territorios peninsulares, la independencia de Catalunya es condición “sine qua non” para solucionar el problema (o al menos reducirlo). Catalunya marcará el camino para el resto de territorios que són maltratados por sus élites extractivas. En especial el País Valenciano y las Islas Baleares. Pero a demás, la falta de ingentes cantidades de capital que provienen de esos tres territorios conllevaran una guerra fraticida entre los buitres de la corte por el control de los pocos recursos que quedaran. Y eso va a debilitar muchísimo a el poder indestructible que ostentan hoy.

    Finalmente, la desaparición del PER y de las ingentes cantidades de dinero que se emplean para adormecer territorios los hará despertar. Andalucia, por ejemplo, sin una política basada en el subsidio, tendrá la oportunidad/necesidad de usar lo que tiene: Una posición privilegiada junto a las columnas de Hércules, paso obligado de todo el comercio internacional marítimo, punta de lanza de Europa para conectarse a el Magreb.

    La independencia abre las puertas a la solución del problema. No será fácil ni sabemos en este momento si podremos solucionar los grandes problemas. Pero lo que sí que sabemos con toda seguridad es que sin ella, no hay solución posible, por muchas vueltas que le dés.

     
    • Juan

      22 Octubre 2013 at 13:15

      Ni en mis sueños hubiese sabido expresarlo mejor, Gracias.

       
  12. Manolo Amezcua

    22 Octubre 2013 at 11:09

    Menos mal, pensaba que todo el mundo había perdido la cabeza.

     
  13. Michael Martí Menzel

    22 Octubre 2013 at 12:32

    Qué texto más clarividente. Me ha entusiasmado. Gracias.

     
  14. Michael Martí Menzel

    22 Octubre 2013 at 12:33

    Eduard Pertinez, Albania también es un país pequeño.

     
  15. Retroenllaç: Anònim
  16. rogeriera

    22 Octubre 2013 at 20:26

    Michael Martí Menzel, y Andorra y Mónaco y Suiza y Liechenstein,… El ser una país pequeño no implica ser un país pobre, todo eso depende de los recursos que tengas y Catalunya los tiene de sobras.

     
  17. P.M.C

    22 Octubre 2013 at 21:40

    Magnifico artículo donde expone de una forma clara y concisa lo que muchos pensamos. Articulo que puede subscribir toda la izquierda española que no esté corrompida. …gracias Angels

    Eduard Pertinez (la llegenda de sant jordi)
    si después de todo lo expuesto, al final lo que se pretende es incorporar a la gente a un “proceso constituyente para la independencia” pues francamente me sentiría decepcionado por estas personas que piensan que este articulo está cargado de razón

    ¿Por qué?
    1º.- Pues porque mucha gente de izquierdas coincidimos en lo esencial, no veo la necesidad de que cada uno haga la guerra por su lado, a no ser que se considere “diferente”

    2º.- Porque no hace falta ser un lumbreras para saber que el proyecto de “Catalunya independent” no es posible sin la participación de la pequeña y mediana burguesía catalana como masa social, y a estas clases los representa mayoritariamente CiU-ERC y no creo que estén mucho por los postulados políticos que aquí expone Angels, pues son los artífices del “España nos roba” y también los encubridores de los ladrones de aquí.

    3.- Tampoco es posible el proyecto sin la incorporación al mismo de la alta burguesía catalana, los intereses de la misma en gran parte los representa CiU-PPC. Y estos o son ellos los que reparten el pastel o no hay independencia, así de claro.

    4º.- Así que hablar de un “proceso constituyente para la soberanía” siendo imprevisible el costo social que esto puede tener tanto para los catalanes como para el resto de españoles, y sabiendo que al final la gente que ha creído honestamente en este proceso como modelo social de izquierdas le tendrán que dar la manita a la derecha y ponerse al servicio de los que solo quieren cambiar el mapa, pues todo esto me parece un poco kafkiano por no decir una tomadura de pelo.

     
    • eduardp

      24 Octubre 2013 at 12:26

      O sease, podemos continuar bajo el yugo de PP, PSOE y UPyD por los siglos de los siglos sin problemas. Pero no debemos independizarnos por no coincidir en el camino con CiU?

      La incongruencia es de órdago, y solo se explica porque se parte de un objetivo, la unidad de castilla y sus colonias, y se da vueltas a los argumentos para que cuadren con dicho objetivo. Y si no cuadran, es igual.

      El proceso no va a ser de izquierdas ni de derechas. El proceso contituyente va a ser de todos: Izquierdas, derechas, liberales, lobbies de poder y mafias.

      El resultado será el que será. Y seguramente no será tan “de izquierdas” cómo tu hubieras deseado. Pero el tema es: Va a ser mejor o peor que lo que hay ahora? Claramente mejor.

      I el segundo tema, el más importante de todos: Si en un futuro hay un vuelco de la sociedad hacia posiciones más de izquierdas, una nueva constitución catalana va a permitirlas mejor que la constitución y la corte castellanas actuales? Claramente sí.

      Y finalmente. El tercero que es más posible? Que en un futuro cercano la sociedad catalana tome el control de sus recursos y sus élites o que lo haga la sociedad Castellana y sus colonias? Evidentemente, la sociedad catalana está mucho más madura en este aspecto.

      No hay duda. Ninguna.

       
  18. Huxley

    23 Octubre 2013 at 12:54

    Un artículo de ideología de izquierda (tan respetable como la derecha) pero que en mi opinión mezcla cosas. En Catalunya se pide la seseción no solamente porqué se crea que seremos más ricos… sino para librarnos de lo que seguro seremos en España: pobres. Cuando Catalunya sea independiente nos beneficiaremos de tener al gobierno más cerca y controlado, y con el debate del eje nacional eliminado.. nos centraremos en pura política de verdad. Catalunya aspira a ser como Dinamarca, y progresivamente se puede conseguir. Por cierto, hay una manía impresionante en decir que CiU (o ERC) juegan con la independencia.. y tienen a la gente encantada por sentimientos hacia Cat… estamos de coña o q??? No hay ni un solo político catalan que desee la independencia pues en ella se juegan su puesto, y hasta pena de cárcel. La secesión la quiere El Pueblo!!! a ver si abrimos los ojos… con los unionostas sí que parece que juegan sí xD porqué hay q ser bobo para no saber que la única forma que tiene Cat de secesionarse es con apoyo exterior (Tribunales internacionales) Y sinceramente.. no creo en sentimientos de banderas que superen el desee de un bienestar mejor. Yo amo a Catalunya pero si en el referendo me preguntas si quiero la libertad o la anexión con Noruega no seré tan estúpido de votar por lo primero…. Venga 1 saludo y no os ralléis tanto, lamentablemente el mundo actual es capitalista, incluso China y Rusia ya… lo unico socialista q queda son algunos paises de LA

     
  19. Mikel

    23 Octubre 2013 at 14:45

    Enhorabuena ¡Plas, plas, plas!

    No tengo palabras para calificar tan lúcida, necesaria y casi me atrevería a decir; imprescindible reflexión.
    Me lo he leído cinco veces… (lo enlazo en mi último post)

    Gracias Angels, por este regalo de honestidad y valentía.

     
  20. charnego indignao

    24 Octubre 2013 at 11:08

    A P.M.C.: Vuelves otra vez al tópico del PER andaluz como fuente de todos nuestros males. Gracias por ahorrarnos la soberbia falangista del “pitas, pitas” de Esperanza Aguirre o la chulería clasista nacionalcatólica de Durán Lleida.

    Lo que no te interesará conocer en absoluto es que es un sistema de inducida precariedad donde se cotiza más de lo que se recibe. Me explico. El jornalero cobrará durante un máximo de seis meses 420 euros de media al mes, la mitad de lo que percibiría un desempleado del régimen general de la Seguridad Social. Su base de cotización es menor, por lo que su jubilación también será más pequeña. El Estado se gasta alrededor de 600 millones de euros al año (52 mensuales) en la cobertura del subsidio agrario en Andalucía. Fuentes de la Junta señalan que «apenas supone el 1,83% del coste total en prestaciones por desempleo en España» y el 9,93% del de Andalucía (datos de marzo). Por establecer una comparación, el gasto este año en subvenciones al sector del automóvil (por no hablar de otros sectores industriales deficitarios), 800 millones de euros, la mayor parte se ha ido a Catalunya. ¡Qué empresarios más vagos!, ¿no?

    Tampoco aludes a la sangría humana de la emigración barata que ha ido a ser explotada, no infrecuentemente de forma salvaje, a Catalunya ha supuesto una vampirización demográfica de la que de modo muy difícil, con discriminadoras políitiicas asimétricas en lo económco, a pesar de tener el mismo techo competencial autonómico (por la vía del artículo 151), nos recuperaremos. De este exilio brutal de andaluces o extremeños también se ha beneficiado la alta burguesía de Catalunya y lo único que hemos recibido a cambio es que en colaboración con los magnates de Madrid y Euskadi-Navarra se nos trate como una COLONIA, comprándonos productos a granel y vendiéndonoslos manufacturados. Somos así de tontos, ¡qué le vamos a hacer!

    Por último, no dudes que nos encantaría que Catalunya fuese independiente. El problema es que nos duele que para la mayoría de los soberanistas catalanes ello no nace de un sentida convicción moral o de un hermoso sentimiento patriótico, sino de un prosaico cálculo económico: Sabéis que el cuerpo -Andalucía- que predaban los gerifaltes de Barcelona (¡capital, eh!), Bilbo-Iruñea y Madrid ya está totalmente exangüe. Del mismo modo las garrapatas se apartan del cadáver…

     
    • eduardp

      24 Octubre 2013 at 12:31

      Perdona, pero eso es mentira. Simple y llanamente. Durante más 30 años Catalunya ha sabido que tenia un déficit fiscal difícil de soportar. Pero intuia que con el se creaban hospitales y escuelas y carreteras en zonas más pobres y estava contenta de colaborar. Lo que pasa es que en un momento dado se empezaron a crear autopistas gratuitas, aves, estructuras administrativas que emplean un 35% de la población, etc. El menosprecio y la manera de lanzar el dinero no propio es lo que hace que la gente diga que ya no quiere ayudar más a quien le insulta. No se trata de un cálculo económico. No solamente.

       
    • marendins

      24 Octubre 2013 at 12:47

      Suscribo todo lo que dices excepto que para la mayoría de soberanistas la independencia nazca de un prosaico cálculo económico. Los continuos ataques a la lengua catalana en Cataluña y otras comunidades por parte de la derecha nacionalista española han dejado una huella muy profunda entre los catalanes. Por ejemplo la prohibición de ver TV3 en Valencia, el LAPAO en Aragón, la reforma educativa de Bauzá o la ley Wert.

      En cuanto a la sangría demográfica, los territorios de la antigua Corona de Aragón también sufrieron una importante despoblación en favor de Castilla y Andalucía durante los siglos XVI, XVII y XVIII. Con esto lo que quiero decir es que los flujos de población pueden cambiar de dirección en el momento menos pensado.

      Saludos.

       
  21. Ramón P.García

    11 Desembre 2013 at 0:26

    Alucino leyendo, están jugando a las guerrillas, feudos, reinos, territorios, corona de Aragon, Castilla, siglo XVI, etc……señores que vivimos en un mundo globalizado, que estamos en la UE, en el 2014, pongan los pies en el suelo y despierten, ¿estan bobos? Unidos todos seremos más grandes y podremos competir y enfrentarnos a las dificultades con más recursos, voten cambiar las leyes si algo no les gusta, si no pueden, habrán de respetar a la mayoría, eso es DEMOCRACIA.

     
    • John Stuart Mill

      11 Desembre 2013 at 10:53

      Perdone, pero su comentario es de un buenismo y un simplismo que solo se puede comprender viniendo de alguien conforme con su situación actual. Un nacionalista, centrífugo en este caso, es un inconformista con el escenario político-territorial actual, en Cataluña se abolieron las instituciones que llevaban gobernando de forma autónoma este territorio durante siglos cuando los Decretos de Nueva Planta en 1716, de eso han pasado casi 300 años, lo que significa que solo han pasado 10 generaciones sociológicas (de 30 años).

      ¿Encuentra usted razonable que en esas tierras todavía exista ese sentimiento de querer recuperar el autogobierno perdido entonces? ¿o cree que este sentimiento debería haber caducado por arte de magia a las 3, 4, o 5 generaciones desde la aplicación de dichos Decretos?

       
      • John Stuart Mill

        11 Desembre 2013 at 11:59

        Respecto a las leyes y a la DEMOCRACIA (como usted la escribe en mayúsculas), le diré que antes están los DERECHOS, tanto los derechos humanos como derechos de las minorías, ya que si el orden fuese al revés, muchas minorías estarían sometidas a la dictadura de la mayoría, la cual sería democráta, pero no justa, y no se respetarían dichos derechos, no hace falta que le ponga ejemplos de derechos que las leyes protegen -sobre toto en paises occidentales-, y que no necesariamente se ajustan a lo que piensa la mayoría.

        Por tanto, el orden de precedencia es el siguiente: derechos, democracia, y ley.

        Los derechos individuales no necesitan de ningún mecanismo, en cambio los derechos colectivos de las minorías -como el derecho de libre determinación- sí que necesitan de un mecanismo que siempre deber ser democrático, en este caso mediante un referéndum.

        Cuando las colonias comenzaron a reclamar su derecho de libre determinación no existían leyes internacionales que avalaran jurídicamente ese derecho ¿significaba eso que no tuvieran ese derecho? obviamente no. Primero se reclama un derecho y, posteriormente, se crea o adapta la ley que lo regula.

        Existen diversas resoluciones genéricas de la ONU al respecto, y ahora, a principios del s. XXI se realizan referéndums en que los estados permiten -por voluntad política- a los habitantes de naciones ejercer ese derecho, aunque de forma concreta el derecho internacional de momento solo contempla la independencia de ex-colonias, aunque también se ha pronunciado manifestando que una declaración unilateral de independencia no vulnera ninguna ley internacional.

        El único debate intelectual interesante, porque el histórico es cansino, es si ese derecho de libre determinación está por encima de una ley nacional hecha bajo presión militar, porque lo único indisoluble que yo conozco son los grumos de Cola Cao.

         
    • eduardp

      11 Desembre 2013 at 14:27

      La única diferencia entre el esclavismo y el trabajo es que en el segundo, aun cuando uno no tiene derecho a imponer sus condiciones laborales, tiene derecho a su libertad. Ese pequeño punto lo cambia todo. En el caso que nos ocupa, el de los pueblos, la diferencia es exáctamente la misma. Un pueblo debe tener el derecho a decidir si continua colaborando con otros pueblos o no. De no existir ese derecho, lo que tenemos es esclavitud. Colonización.

      Nadie ha hablado de guerrillas más que usted.

      Su punto de vista sobre la dimension de los estados que conforman la UE es muy respetable, pero permítame que discrepe de él sin insultarme. Si me permite, le diré que Estados Unidos tiene 51 estados y 300 millones de personas, ergo, estados de una dimensión promedio de 6 millones por estado. Los estados más grandes de EEUU, Florida, California, Texas no exceden los 35 millones de personas.

      Dividir los estados de EU en estados de menores dimensiones no implica la pérdida de fuerza de los mismos. Alemania no manda en la UE porque sea la mayor. Manda porque lidera un grupo de estados y federaciones, Alemania, Polonia, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Austria, Luxemburgo,… que estan de acuerdo con sus posiciones. Si Alemania decidiera desintegrarse y integrar sus estados directamente en la UE, tenga por seguro que la liderarian igual, o posiblemente mas.

       
  22. Simón Ródenas Martos

    1 Març 2014 at 18:53

    Mi querida camarada Angels, creo que el problema fundamental en todos los aspectos de la política que se practica en todos los ámbitos, reside en la falsedad de dividir la sociedad en multitud de “clases sociales”, clase trabajadora, clase política, clase empresarial, clase media, clase media alta, clase media baja, etc. etc., CUANDO TODOS SABEMOS QUE SOLO EXISTEN DOS CLASES SOCIALES, La CLASE EXPLOTADORA Y LA CLASE EXPLOTADA. Todo lo demás son conveniencias del que ostenta el poder para confundir y dividir a los explotados y así poder seguir su periplo. Mientras que el conjunto de los explotados, pongan por encima de su clase, a sus migajas de privilegios, seguiremos haciéndole el juego a los explotadores, sean estos de, nacionalidad, estado, continente ó galáctico. Saludos, Simón

     

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s

 
%d bloggers like this: