RSS

El día que fui malcontada como “mayoría silenciosa”

13 set.

26-9-012, mayoría silenciosaEsta Diada me quedé en casa, no formé parte de ninguna justa, impresionante y plurireivindicativa ola sonora, pero sin ninguna duda acerca del derecho de la ciudadanía de Catalunya a decidir. Una convicción que tiene raíces políticas y sociales profundas pero crece en la superficie por el asco (no es aversión, es mucho más) que inspira la propuesta (?) de Estado de un PP sin ninguna credibilidad, con un pie permanentemente en el ridículo y el otro, por imputado de corrupción y más, en los Juzgados. Nada prometedor ni ilusionante puede venir de la Cospedal, ni de Wert, ni de González y Lasquetty, pero mucho menos de Esperanza y Soraya…. y nadie puede creerse tampoco ninguna de las promesas (si las hubiera) que puedan surgir de las “conversaciones secretas” de Rajoy y Mas: ninguno de los dos inspira la más mínima confianza.

La prepotencia de los grandes bonzos de la política centralista viene de antiguo. La han ido desplegando desde la chanza sin gracia del socialista Alfonso Guerra de “pasarle el cepillo” al Estatut hasta que no lo reconociera ni su madre, y siguió, con todos los agravantes, por la recogida de firmas en su contra del PP, y los recursos anticonstitucionales y la bravuconada de far west de “castellanización” de los niños catalanes. Lo último, la farsa de la Sánchez Camacho que “no podía salir de casa” el 11 de setiembre pero se marcó un mini miting en el que, naturalmente, el PPC siguió demostrando que no quiere entender nada.

Pero además, el enojo crece al sentirme instrumentalizada e indebidamente contada en ese falaz argumento de la mayoría silente utilizado por los personajes más nefastos de la historia (Nixon, Spínola, conspicuos representantes del franquismo sociológico y de las derechas recalcitrantes de todo el mundo). Lo único cierto es que la cuenta de expropiación les sale gratis (¡si no tienen ningún respeto por los bienes y servicios públicos, como no van a apropiarse con todo descaro de la opinión de las personas!). Por eso me parece oportuno y necesario protestar. A mí que no me utilicen para unos intereses que me producen arcadas, ni me hagan cómplice de su cerrazón, su dejadez y su incompetencia.

Me gusta lo que escribe al respecto Hugo Martínez Abarca porque une la retórica de la Santamaría contra el derecho a decidir con el cinismo de Lasquetty en la privatización de la sanidad más vergonzante de los anales de los saqueos. Dice:

Soraya Sáenz de Santamaría, “acostumbrada a que la minoría ruidosa defienda sus indefendibles posiciones decidió que ella era capaz de interpretar a todas las personas que en Cataluña no habían participado en la cadena humana del 11 de septiembre: todas por la unidad de España. Aprovechando el tirón, ayer mismo, el consejero madrileño para la privatización de la sanidad, Lasquetty, atacó a los jueces que están paralizando el saqueo sanitario y entre sus argumentos aseguró que la mayoría de los madrileños está a favor de la privatización. Resulta curioso que ambos, Soraya Sáenz de Santamaría y Javier Fernández Lasquetty, están respondiendo esgrimiendo que la mayoría está en realidad con ellos a quienes les piden una consulta popular para que hablen todos en igualdad: los silenciosos y los ruidosos. Precisamente quienes no tenemos quien incremente el ruido de nuestras reivindicaciones, quienes carecemos de grandes medios de comuniación somos quienes estamos continuamente pidiendo referendos que permitan saber sin distorsiones qué opina el pueblo, que en democracia es quien manda. En los dos casos en los que Soraya y Lasquetty se arrogan la mayoría se niegan a convocar el referendo que piden sus contrarios: en Cataluña por la independencia, en Madrid por la Sanidad. Son muchos los referendos que se han pedido: en la propia Cataluña mucha gente está reivindicando que la autodeterminación no sólo es territorial, sino que el pueblo también tiene derecho a gobernar su economía, por ejemplo, sin recortes impuestos por poderosos propios o ajenos. En el conjunto de España se ha pedido que se vote la reforma laboral, el rescate bancario o incluso que pueda haber un referendo revocatorio del gobierno, como permiten constituciones democráticamente más avanzadas como las de la América Latina bolivariana. La respuesta es negativa, siempre. Soraya apela a la mayoría silenciosa no en su condición de mayoría sino por su virtud de ser silenciosa, como la Cenicienta del cuento de Ana Botella.”

Pues como en los malos slogans publicitarios, el CALLAR se va a ACABAR cada vez que utilicen nuestro nombre en vano… que tienen la lengua tan larga como cortas las entendederas.

Ver también en InfoLibre: Mayorías silenciosas, espirales de silencio y silenciosas reuniones.

Y se suma Rosa María Artal con Un paseo para charlar con la mayoría silenciosa.

 
18 comentaris

Posted by a 13 setembre 2013 in Ciutadania/Política

 

Etiquetes: , , , , , , ,

18 responses to “El día que fui malcontada como “mayoría silenciosa”

  1. Elena Alvarez

    13 setembre 2013 at 12:10

    A mi que tampoco me cuenten como “mayoría silenciosa”, ni soy mayoría, nunca lo he sido, ni soy silenciosa, aunque ayer no me apetecía salir a gritar “independencia”. Estuve a un tris de ir a rodear La Caixa, eso sí que me parecía oportuno, aunque al final el no dejar sola a mi madre, ya muy mayor, me reutuvo en casa.
    Por nada de nada quiero que me cuenten como “mayoría silenciosa” esa “panda” de carpetovetónicos de la España profunda, esos que están esquilmando al país con sus corruptelas y se creen portadores de valores eternos.

    Muy oportuno tu post Àngels, como siempre.

     
  2. Elena Martín Alcón (@helenamartinal)

    13 setembre 2013 at 12:50

    A mi que tampoco me cuenten , pero para nada ,ni los que se envuelven en una u en otra
    bandera .Yo síi hubiera salido porque quiero tener el derecho a decidir lo que quiero y en lo que
    creo , pero me detuvo la imposición de las cuentas .Me iban a contar en unas cuentas en las
    que no me quiero ni me siento identificada . De mayoría ni minoría silenciosa nada de nada .
    Nuestra sociedad desafortunadamente está llena de injusticias por las que deberíamos estar
    permanentemente en la calle y allí estoy y estaré , dentro de mis posibilidades que cada vez
    van siendo más precarias . Salud Angels .

     
  3. Toni Barbarà

    13 setembre 2013 at 13:19

    Felicidades por esta lección de lucidez y honestidad.
    Desde el clamor silencioso de los que no nos callamos pero que somos sistematicamente silenciados, me apunto insurgente y “dempeus” a la denuncia de tantas instrumentalizaciones impúdicas y populistas de banderas y sentimientos.
    Duro tener que optar entre una TV1 y otra TV3 (ya no cito por buen gusto y vergüenza ajena a Intereconomia), que me expulsaban de uno a otro bando polar con la insoportable sensación de ser usado como objeto contable sin poder hablar, decir, opinar, reivindicar, matizar, aspirar, luchar, pensar, decidir…. todo. Tan duro que resultaba un efecto de bloqueo, que no de silencio. Decidir, sí, pero sobre todo.
    ¡Y sin embargo, ¡ la participación democrática, verdadera y empoderada es buena para la salud ! Toni Barbará

     
    • Mikel

      13 setembre 2013 at 14:48

      Enhorabona a tots dos per la vostra lúcida feina. Sou far en temps de galerna.

      Abraçades!!!

       
  4. Mikel

    13 setembre 2013 at 14:30

    Vayan por adelantado mis respetos a los sentimientos nacionales y patrióticos que cada cual legítimamente albergue.

    Queridísima Angels, yo tampoco acudí a la histórica cita. Y eso que yo también me quiero independizar; de esta Europa neoliberal de mercaderes psicópatas, de la España casposa del Partido Popular y de la Catalunya clientelar y xenófoba de CiU.

    No fui porque no me gusta sentirme instrumentalizado y manipulado por intereses ajenos y espurios. Mi patria y mi badera es la de los trabajadores, la de los débiles, la de los oprimidos… y cuando salgo a la calle, es para defender una sociedad más justa e igualitaria para todos.

    No, a mi tampoco me cuenten en ninguna de sus presuntas mayorías silenciosas.

    Hay quien dice que Rajoy se ablandará. En mi opinión a Rajoy el “conflicto catalán” le viene de perlas. De hecho, él y los suyos han auspiciado esta situación.
    PP y CiU se parecen como dos gotas de agua; ambas son nacionalistas, derechistas, y comparten un alma ultra católica. En campaña, se lanzan todo tipo de insidias amparándose en un discurso patriotero, buscando el voto visceral “reptiliano”, para después de los comicios apoyarse mutuamente sin ningún pudor. Eso sí, hay una cosa que las diferencia, el número de franjas rojas sobre el desdichado “trapo” amarillo. Créanme si les digo que; la España profunda y la Catalunya profunda y sus respectivos discursos anticatalán y antiespañol son dos caras de la misma moneda (como habréis podido deducir, yo camino por el delgado canto de esa moneda, “sin Dios, ni patria, ni bandera”).

    “En la fiesta nacional
    yo me quedo en la cama igual,
    que la música militar
    nunca me supo levantar,
    en el mundo pues no hay mayor pecado
    que el de no seguir al abanderado…”

    La Mala Reputación – Georges Brassens
    http://t.co/UvaO6HggKT

    Un fortísimo abrazo, Angels

     
    • angelsmcastells

      13 setembre 2013 at 16:03

      En respuesta al precioso comentario de Mikel, de Toni, y también de mis dos amigas Elena (y llegado por mail precisamente de Elena Martín) contesto en parte con una cita que también considero oportuna de Manuel Sacristán, agradeciendo muchísimo que ayudeis a que este blog sea de interés para gente insurgente y de izquierdas:

      “La nacionalidad es, por de pronto, un conjunto de rasgos del individuo, un bloque de características lingüísticas, culturales y principios, que constituyen su modo de ser… Todo eso es realidad, incluso es realidad cotidiana del individuo.
      Lo que no es vida real de cada cual, sino aparato ideológico de dominio sobre los individuos, es la serie de ideas especulativas postuladas para gobernar esa realidad, como la idea de destino nacional, la de derechos históricos, el orgullo de patrimonio imperial, etc. Ningún individuo, ni ningún pueblo tiene más sentido que el de vivir, incluyendo en el vivir la muerte.
      Todas las vestimentas patriotas, son ideología y falsa consciencia encubridora de dominio”.

      Manuel Sacristán “El orden y el tiempo (Introducción a la obra de Antonio Gramsci)”

       
  5. Nàdia

    13 setembre 2013 at 17:25

    A mí, que tampoco me cuenten entre esa mayoría silenciosa a la que en el fondo se refería SSdeS al hablar de los que nos hemos quedado en casa. Yo me quedé en casa porque no me sentiría para nada integrada ni en sintonía en la “cadena humana” que se hizo. Su voluntad no forma parte de mis objetivos y me pasa lo mismo que dice Mikel. Además, la canción de “La mala reputación” me ha parecido que va a todo esto como anillo al dedo, y la reflexión sobre el nacionalismo de Sacristán también me ha encantado.

     
  6. Josep L.

    13 setembre 2013 at 18:17

    Àngels, gracias una vez más por tus artículos, tus pensamientos y tus emociones; son aire fresco.
    La retórica post-diada del Gobierno del PP muestra con claridad meridiana, primero su nula talla política y segundo la prepotencia irresponsable del estúpido. De la oposición, poca cosa cabe decir que valga la pena. En conjunto, un flaco favor a nuestra debil democracia y, de nuevo, un profundo desprecio a la ciudadania de todo el país.
    El ‘tema’ de Catalunya es importante. No ya porque el día 11 se movilizaran tantos miles… El ‘tema’ de Catalunya es importante porque es un ‘problema’ con múltiples enunciados dependiendo de quién lo plantea y que intereses se persiguen. Así pués, la sociedad catalana se convierte en material manipulable, material de negociación, material de trueque. Los unos como ‘catalanes hartos del yugo español’, los otros como ‘mayoría silenciosa’.
    Mientras, el problema de base sigue ahí, sin definir sus bordes, sin planteamientos propios de un estado Moderno, que no modernizado, y sin la voluntad de plantear soluciones más allá del órdago a la mayor.

     
  7. Manuel L. Acosta

    13 setembre 2013 at 19:29

    Felicidades por el comentario que comparto en su totalidad. La interpretación de la mayoría silenciosa que hace Soraya S. demuestra el desconocimiento que tienen de la sociedad catalana. La política española está bajo mínimos: corrompida, desacreditada, sin una oposición válida. Ser español es una circunstancia que cada día resulta menos atractiva, aunque yo no voy a traicionarme a mí mismo y seguiré siéndolo en el futuro, pase lo que pase. Entiendo a los catalanes que quieren buscar otro camino.

     
  8. Zana Lord

    13 setembre 2013 at 21:22

    ¡¡¡Grande Ángels!!!
    Me sumo a todos los piropos que, tan merecidamente, te han hecho. Y añado uno de cosecha propia. Si en España hubiese media docena más de Ángels M Castells y media docena menos de SS de S, no solo subiría la media intelectual del país, tambiém su bohonomía y felicidad.
    Gracias, por todo y por siempre
    Zana

     
  9. lluisba

    13 setembre 2013 at 21:22

    Gracias y felicidades por el artículo otra vez. Yo también me quedé en casa, y nunca me ha preocupado si formaba parte de ninguna mayoría (las mayorías me dan un poco de miedo). En cualquier caso, detesto que me incluyan ahí. Hay que decir que el concepto de “mayoría silenciosa” ha sido durante un tiempo el argumento del propio Artur Mas para hacer oídos sordos a las manifestaciones que, en Catalunya, protestaban por sus recortes sociales, sanitarios y educativos: según Mas, él sólo escuchaba a la “mayoría silenciosa” que no se había manifestado contra su política de neoliberal agresivo. Soraya, irónicamente, le devuelve su triste análisis (triste y perverso).
    Afortunadamente, pienso que la calle ha tomado la iniciativa y por fin los partidos están desbordados, y obligados a una reflexión que, si no practican, podría arrastrarles hacia su ocaso.
    Aunque no haya ido a la mani del 11S, creo firmemente en la reivindicación del referéndum, de forma que no permito que se me sume a esta otra mayoría.
    Sea como sea y vaya como vaya todo, estamos a las puertas de una redefinición del estado y de la misma democracia. Y esto sólo puede ser bueno.

     
  10. Pastora Gallardo

    13 setembre 2013 at 21:25

    Tambien dejo constancia escrita aquí de que NO ME CUENTEN en “su mayoría silenciosa”, a cuyo número hoy en su blog Rosa María Artal,por cierto,ha echado un cable publicando una serie de fotos que Esas Si Hablan , para certificar que estos indecentes,además de sordos,están por lo visto ciegos también.
    Y quería responder a Miguel que,desde mi punto de vista, creo que la mayoría de los que participaron en la #viacatalana comparte esa “patria”de los Trabajadores,Sanidad Pública y Universal, Educación Pública de Calidad,Justicia Gratuita,Justicia Económica, para todos.Lo indigno, lo rechazable era la presencia alli de CIU, y posiblemente de ERC, pero en mi opinión, el mensaje enviado, por esos ciudadanos, al resto es que esta EsPPaña No La Quieren, y en eso creo que todos estamos de acuerdo.Y discernimos entre “las valoraciones” del nacionalismo españolistas o “catalanismo oligárquico de derecha” ,y la que pienso debe hacer un demócrata y su compromiso con el Bien Comun . En definitiva que, tal vez, desde el punto de vista del compromiso Político las dos luchas sean inseparables. Y creo, por último, que no se trata de trapos,himnos,fronteras,etc, sino de a qué Estado aspiramos, y si ese estado puede ser posible con la democracia española enrocada en la ley de Hont, que sirve de letal aliada a la demografía de España.
    No obstante, aunque parezca una contradicción, suscribo las preciosas palabras de nuestro querído Miguel,y comparto su profundidad
    Un abrazo grande a tod@s

     
  11. Pastora Gallardo

    13 setembre 2013 at 23:25

    Lo de “sordo” viene a razon de que “oir el silencio” es particular de personas con difunción d3l sentido del oido.Apelar al silencio como la única forma “expresión democrática” es afirmar que se hace Oidos Sordos a Las Voces. Es, como sabemos, “aflojar” de Urnas a Urnas, y el resto “Traguen”
    Otro abrazo

     
  12. juanruiz

    14 setembre 2013 at 6:21

    Interesa recibir a diario por email

     
  13. Adrià Casinos

    17 setembre 2013 at 1:04

    Angels me enviaste este enlace preguntándome si me gustaba. Bien, no están los tiempos para disquisiciones estéticas. En una ocasión muy solemne, un gran maestro de nuestra generación, José Mª Valverde, dejó escrito aquello de “Nulla estetica sine etica”. Como la ética en este país hace ya tiempo que pasó a mejor vida, me permito parafrasear con un “Nulla estetica sine politica”. Porque a mi modo de ver el monumental cabreo que relfeja tu escrito (y que comparto) por la destrucción de los servicios sociales que está llevando la derecha (la de aquí, allá y acullá) no es incompatible con un análisis de la coyuntura política catalana, que no has llevado a cabo. ¿Sabes lo que más me molesta de la tal Soraya? Pues que a diferencia de la Cospedal, no tiene un pelo de tonta. Ni siquiera en esta ocasión. Yo no sé si formo parte o no de esa “mayoría silenciosa” (primero me la tendrían que definir; ya estoy harto de etiquetas). Lo que sí sé es que formo parte de un porcentaje de ciudadanos de Cataluña (a determinar) que calificaría de “apestados”, encerrados en un ghetto informativo totalitario por parte de unos medios “públicos”, que haria palidecer de envidia a herr Goebels, y unos medios privados comprados a peso de oro, con el dinero que se hurta a sanidad, por ejemplo. Como consecuencia, silenciados. Y encima después de 36 años de afiliciación, me tengo que ver que con tanto entusiasmo por el “derecho a decidir”, mi sindicato (CCOO) se ha vuelto prochino (de tan amarillo que es). Y cuando llegan las elecciones me tengo que comer el voto, porque a la “izquierda” no le interesa ya nada más que el santo deber de liberar a la patria oprimida; desde los “ecopijos”, a los nacionalestalinistas del camarada Nuet (El chovinismo enfernedad senil del estalinismo; ¡qué gran libro hubiera escrito Lenin con ese título!), pasando por los Nadal, Maragall y demás retoños de las 300 familias. Total, que yo no sé si pertenezco a una minoria, a una mayoría o a una medianía, pero silenciado,. del todo ¿Y sabes cómo va a acabar la historia? Te lo voy a decir. Que el porcentaje apestado-silenciado se va a ver metido en un bloque constitucionalista interclasista, sin bebérselo ni comérselo, porque la “izquierda” que controla el cotarro, y a la que TV3 le permite expresarse porque son “patriotas”, ha propiciado la formación de un bloque soberanista interclasista. Ay, perdón, ahora se llama transversal. Ese el primer capítulo de la tragedia. El segundo es que con independencia o sin ella,la izquierda no va a levantar cabeza en 50 años, porque durante todo ese tiempo, y más, el debate identitario será utilizado para esconder la política neoliberal. Con referéndum o sin él. Y como se descuiden van a acabar como el Tudeh en Irán o, en el mejor de los casos, como el PC en Argelia (a quien le dejaban tener un despachito). O sea que dime que solución le ves a ese bloque de apestados-silenciados, tan ingenuos que siguen creyendo en valores trasnochados como el internacionalismo, y que se sienten totalmente huérfanos de un vehículo de representación política. Resumiendo, silenciados, hailos.
    Pero bueno, todo eso es “pecata minuta”. Lo importante es que Claris ya podrá descansar tranquilo en su tumba. “Catalunya triomfant…”.

     
  14. RGAlmazán

    18 setembre 2013 at 12:15

    Magnífica reflexión que comparto. Como siempre tu lucidez es patente.
    Un beso,

    Salud y República

     

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: