RSS

Malos tiempos y malas leyes para las mujeres

23 jul.

somali-abusada Sabíamos que la crisis-estafa iba a repercutir en mayor violencia de género. Estábamos avisadas que a la violencia económica se sumaría la de los recortes sobre servicios que representan auténticos hachazos sobre los derechos. Podíamos prever que la mojigatería de Gallardón y la inclemencia de Rouco iban a aliarse para que las mujeres no pudieran ser las dueñas de su propio cuerpo (¡qué dislate, quitar los rosarios de los ovarios cuando algunos todavía andan discutiendo que las mujeres puedan tener un alma!) y no podíamos equivocarnos al predecir que todo ello se sumaría para hacer la vida mucho más difícil (o imposible) a algunas mujeres (por querer ser madres-solteras o por su inclinación sexual). Dicen desde este gobierno que no tienen derecho a las técnicas de reproducción asistida de la sanidad pública.

Todo lo que Gallardón rescata del polvo y las telerañas lo denuncié hace más de un año, así como su vieja Cruzada contra las mujeres …. Pero el escrache feminista de ayer me recargó las pilas, y confieso que envidié el título del post de Rosa María Artal en su Periscopio. Hoy lo veo distinto. Casi prefiero que este gobierno no ame a las mujeres: lo contrario sería hasta  sospechoso. Ninguna secta, religión, organización misógina, patriarcal y clasista ha hecho nunca nada amable ni positivo por nosotras. Sólo nos han predicado resignación y humildad (que es de hecho humillación constante, hasta la aniquilación), mientras se especializan en atribuir a las víctimas la culpabilidad por los atropellos que sufren. Las represiones masculinas en una sociedad tan hipócrita como la nuestra (que precisa recambio/alternativa urgente)  emponzoñan la convivencia cuando el poder lo detectan esas sectas seriamente enfermas del odio indisimulado a las mujeres: larvan con ello una primera y poderosísima raiz de desigualdad que se extiende rápidamente  hacia toda la población, se ceba en la infancia, y corroe y destroza la sociedad entera.

Por muy cegada que tengan a la Justicia, no pueden pretender que nos creamos que tiene nada que ver con  que las víctimas de violación sean encarceladas por “adulterio” mientras los delincuentes puedan seguir explanyándose en su impunidad y cobardía. Ni tampoco podemos aceptar que no se tenga (ni siquiera a efectos estadísticos) por violencia de género, lo que no sea una agresión que casi cueste la vida. Por lo que a esas recientes “modificaciones” sobre maltrato de género de la pía Ana Mato, escribía ayer Rosa Maria Artal:

Falange y mujer“La principal razón para (esta) “reforma” del gobierno del PP, es maquillar las cifras del maltrato machista evidentemente, pero las estadísticas tienen consecuencias. En asignación presupuestaria, distribución de medios, prevención, actitud ideológica, etc.. Luego volvemos a lo que apuntó Ana Mato al comienzo de su reinado ministerial: la violencia… “en el ámbito familiar”, como dios manda, como toda la vida. Callar y aguantar. Si no dan a la mujer una paliza descomunal que requiere hospitalización de más de 24 horas –y con los recortes hasta operaciones quirúrgicas están siendo ambulatorias- no es maltrato. Evidentemente esa invisibilidad, esa directriz gubernamental, agravará el problema.”

Tiene Artal toda la razón al pronosticar los futuros agravantes. Pronto podremos ver como la aplicación del Código Penal se “sensibiliza” con la estafa estadística. A fin de cuentas, menudas perlas de machismo nos han ofrecido jueces españoles que siguien luciendo sus togas… deseosos deben estar de poder aducir como eximente los escasos minutos de asistencia médica y los pocos microgramos de árnica requeridos por partir una nariz o hacer saltar unos dientes con un puñetazo del maltratador… que así escapa, ya de entrada, del recuento.

Por eso no estoy tan de acuerdo en que la noticia esté pasando desapercibida. La están jaleando los de la caverna, los de las sectas psicopatológicas, los que, desde tiempos de la Falange, quieren en la mujer a la sirvienta de usar, maltratar y tirar.  Una de las primeras desigualdades  en la historia de la humanidad es la división del trabajo, que tanto tiene que ver con el surgimiento de las clases sociales y la explotación (en estos tiempos inmisericorde) de la clase que va ganando sobre la de quienes la estamos perdiendo…. Y las mujeres tenemos mucho que decir y luchar al respecto!

En unos “consejos” de la Falange de 1958 que reproduzco al final se puede observar  esta doble matriz de género y clase. Pero lo más alarmante es que transparentan hoy, de modo obsceno, el trasfondo ideológico de los cambios legislativos y normativos de Gallardón-Mato. Y quien hasta hoy no haya sentido la imperiosa necesidad de realizar un escrache total a este sistema, mejor acuda al consultorio de su médico de confianza: algo grave le está pasando, porque ya dijo Jiddu Krishnamurti: “No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma.”

– Ten preparada una comida deliciosa para cuando él regrese del trabajo. Especialmente, su plato favorito. Ofrécete a quitarle los zapatos. Habla en tono bajo, relajado y placentero.

– Prepárate: retoca tu maquillaje. Coloca una cinta en tu cabello. Hazte un poco más interesante para él. Su duro día de trabajo quizá necesite de un poco de ánimo, y uno de tus deberes es proporcionárselo.

– Durante los días más fríos deberías preparar y encender un fuego en la chimenea para que él se relaje frente a él. Después de todo, preocuparse por su comodidad te proporcionará una satisfacción personal inmensa.

Falange y mujer 2– Minimiza cualquier ruido. En el momento de su llegada, elimina zumbidos de lavadora o aspirador. Salúdale con una cálida sonrisa y demuéstrales tu deseo por complacerle. Escúchale, déjale hablar primero, recuerda que sus temas de conversación son más importantes que los tuyos. Nunca te quejes si llega tarde, o si sales a cenar o a otros lugares de diversión sin ti. Intenta, en cambio, comprender su mundo de tensión y estrés y sus necesidades reales. Haz que se sienta a gusto, que repose en un sillón cómodo, o que se acueste en la recámara. Ten preparada una bebida fría o caliente para él. No le pidas explicaciones acerca de sus acciones o cuestiones, su juicio o integridad. Recuerda que es el amo de la casa.

– Anima a tu marido a poner en práctica sus aficiones e intereses y sírvele de apoyo sin ser excesivamente insistente. Si tú tienes alguna afición, intenta no aburrirle hablándole de ésta, ya que los intereses de las mujeres son triviales comparados con los de los hombres. Al final de la tarde, limpia la casa para que esté de limpia de nuevo en la mañana. Prevé las necesidades que tendrá a la hora del desayuno. El desayuno es vital para tu marido si debe enfrentarse al mundo con un talante positivo.

– Una vez que ambos os hayáis retirado a la habitación, prepárate para la cama lo antes posible, teniendo en cuenta que, aunque la higiene femenina es de máxima importancia, tu marido no quiere esperar para ir al baño. Recuerda que debes tener un aspecto inmejorable a la hora de ir a la cama…si debes aplicarte crema facial o rulos para el cabello, espera hasta que él esté dormido, ya que eso podría resultar chocante para un hombre a última hora de la noche. En cuanto respecta a la posibilidad de relaciones íntimas con tu marido, es importante recordar tus obligaciones matrimoniales: si él siente la necesidad de dormir, que sea así no le presiones o estimules la intimidad. Si tu marido sugiere la unión, entonces accede humildemente, teniendo siempre en cuenta que su satisfacción personal es más importante que la de una mujer. Cuando alcance el momento culminante, un pequeño gemido por tu parte es suficiente para indicar cualquier goce que hayas podido experimentar. Si tu marido te pidiera prácticas sexuales inusuales, sé obediente y no te quejes. Es probable que tu marido caiga entonces en un sueño profundo, así que acomódate la ropa, refréscate y aplícate crema facial para la noche y tus productos para el cabello. Puedes entonces ajustar el despertador para levantarte un poco antes que él por la mañana. Esto te permitirá tener lista una taza de té para cuando despierte….”

 
6 comentaris

Posted by a 23 Juliol 2013 in Gènere

 

6 responses to “Malos tiempos y malas leyes para las mujeres

  1. GallardeteWord

    23 Juliol 2013 at 12:32

    Reblogueó esto en GallardeteWordy comentado:
    Fundamentalismo religoso ,medievalismo social y neoliberalismo en un partido, al que votaron un 33% del censo electoral, da para llevar un pais hacia retrocesos que parecían imposible en la UE del tercer milenio .

     
  2. Ana

    23 Juliol 2013 at 12:45

    Madre mía!!! Después de leer semejante texto, no tengo palabras suficientes para manifestar mi irritación por la forma en la que se trata a la mujer en él. Y que haga tan poco tiempo de estos consejitos…… Lo peor es que vamos de camino a esta forma de vida nuevamente gracias al misógino gobierno que tenemos

     
  3. Dori Fernádez

    23 Juliol 2013 at 13:47

    Con tu permiso lo comparto y me lo llevo a mi blog.
    Cada vez tenemos mas frentes abiertos a los que hay que plantar cara porque con este panorama no queda otra que plantarles cara y luchar con uñas y dientes, no podemos consentir que este gobierno de fachas nos lleve de nuevo a la España negra de antaño.

     
  4. valiam

    25 Juliol 2013 at 1:42

    Una, dos, tres y tantas veces como haga falta: hay que rebelarse.

    —————–
    Al azar agradezco tres dones: haber nacido mujer,
    de clase baja y nación oprimida.
    Y el turbio azur de ser tres veces rebelde.
    —————–
    A l’atzar agraeixo tres dons: haver nascut dona,
    de classe baixa i nació oprimida.
    I el tèrbol atzur de ser tres voltes rebel.

     
  5. fernandog

    31 Juliol 2013 at 23:50

    Excelente artículo que muestra la regresión social que estamos viviendo, Añado el enlace a una historia muy interesante que encaja perfectamente con el tema -lo que puede conseguir la valentía e inteligencia de una mujer-;
    http://www.eldiario.es/desalambre/mujer-alimento-trolls_0_159234698.html

    Gracias.

     

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: