RSS

Ramón Lobo y el Tratado sobre el Comercio de Armas

29 març

every minuteLa Asamblea General convocó una Conferencia Final de las Naciones Unidas sobre el Tratado sobre el Comercio de Armas (TCA), del 18 al 28 de marzo de 2013 en Nueva York, “con el fin de elaborar un instrumento jurídicamente vinculante con los más elevados estándares internacionales comunes para la transferencia de armas convencionales”, después del fracaso en la Conferencia del TCA en julio de 2012. Le han puesto el nombre de “Conferencia Final” a modo de intención de los Estados Miembros para llevar las negociaciones a buen término, aunque sea la primera vez que los Estados se reúnen para negociar un tratado que regule las armas convencionales bajo el auspicio de las Naciones Unidas.

El objetivo es llegar a un acuerdo jurídicamente vinculante que conluya unas conversaciones iniciadas en el 2012. El resultado afectará las vidas de millones de personas que sufren las consecuencias del conflicto y violencia armada, delincuencia e inseguridad. Y su interés es evidente para diversas organizaciones no gubernamentales pacifistas, defensoras de los derechos humanos, organizaciones de control de armas, aunque también para los partidarios de portar armas e industrias de fabricación y comercio armamentístico. Por todo ello no es de extrañar que las negociaciones del TCA se estanquen.

Ramon LoboEl comercio mundial de armas tiene ramificaciones que tocan intereses económicos y políticos fundamentales-… y no precisamente los más legitimos, ni de los que la ciudadanía en general podría estar más orgullosa. En InfoLibre Ramón Lobo ha publicado este artículo InfoLibre. Si no lo han leído, no se lo pierdan. Si ya lo leyeron, repitan. Es imprescindible.

EL CONTROLADOR ARMADO

Una persona muere cada minuto a causa de un arma de fuego. Los cinco principales países del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, los que tienen el derecho de veto y la responsabilidad de preservar la paz en el mundo (EEUU, China, Rusia, Francia y Reino Unido), son los principales exportadores mundiales de armas y municiones. Es el cuento de la zorra y las gallinas. La incongruencia tiene precio: es un negocio que mueve 70.000 millones de dólares al año (unos 54.000 millones de euros).

Se producen 12.000 millones de balas cada año; son suficientes para matar una vez y media a la totalidad del planeta. Hay mil millones de armas en el mundo; un 25% en EEUU. Las armas ligeras están relacionadas con el 60% de las violaciones de derechos humanos. Son solo algunos datos; hay más.

España ocupa una posición de privilegio en este mercado: siempre entre los diez primeros. Entre 2007 y 2011, con un Gobierno socialista en el poder, se triplicaron las ventas hasta los 3.408 millones de dólares. No es algo de lo que los dirigentes presuman en público. Tal vez por eso, una pregunta directa y clara descolocó tanto a José Luis Rodríguez Zapatero en el programa Tengo una pregunta para usted.

Este gráfico interactivo, que solo llega hasta 2010, puede ser útil para entender la situación.

Las armas que matan lo hacen en las guerras y en las calles de países en paz. No existe regulación ni transparencia. El negocio se mueve en el secretismo con la excusa de la seguridad nacional. Detrás de este manto de silencio se esconden los intereses más inconfensables de países que ‘se venden’ como exportadores de moral y defensores de los derechos humanos.

Varias ONG, entre ellas Amnistía Internacional, Oxfam, el Consejo Mundial de Iglesias y Control de Armas, impulsan desde hace años la aprobación de un tratado internacional que imponga límites a este mercado, que regule.

No es fácil; los intereses son muchos. Tampoco fue sencillo aprobar los tratados que prohibieron las minas antipersonas y las bombas de racimo. Las armas ligeras son peores, responsables del 90% de las muertes en el Tercer Mundo.

Existen líneas rojas. Por debajo de ellas no sería un tratado, sería una decepción, una estafa. Debe existir una regulación de las ventas de armas a países en guerra y prohibir la exportación a países que violan los derechos humanos; también se deben incluir las municiones.

Apenas quedan horas para sellar el pacto en la sede de Naciones Unidas. Es una lucha contra el reloj que acaba hoy, 28 de marzo. Los más optimistas esperan un acuerdo, aunque sea de mínimos. Cuando el mínimo se impone sobre lo necesario es un fracaso. Los ‘acuerdos de mínimos’ defienden los intereses de los fabricantes, se pliegan a los lobbies como la Asociación Nacional del Rifle en EEUU, y esgrimen la necesidad de defender puestos de trabajo.

El último borrador alcanzado aún resulta decepcionante; un paso atrás, según las ONG implicadas. Amnistía Internacional denuncia “graves deficiencias”.

Suceda lo que suceda, nadie espera milagros en el seno de una organización dirigida por los cinco grandes traficantes –perdón, comerciantes- de armas. Y menos en un mundo en recesión, sumido en una grave crisis económica. En tiempos de escasez se refuerzan los egoísmos, las xenofobias, las excusas. Gana el miedo, el enroque.

Cuando abunda la riqueza nadie pregunta de dónde viene tanta prosperidad, en qué condiciones se obtiene el petróleo de Irak o el uranio de Mali; tampoco se pregunta por los nombres de los muertos de las balas ‘made en el norte’.

Cuando sobra la riqueza nadie pregunta; cuando falta, nadie responde. Todo es una cortina de humo.

 
3 comentaris

Posted by a 29 Març 2013 in Pau

 

Etiquetes: , , ,

3 responses to “Ramón Lobo y el Tratado sobre el Comercio de Armas

  1. ana alfonso

    29 Març 2013 at 21:02

    A la suma de todos los negocios sucios, turbio , opacidad, todo lo que va contra
    la Persona, a eso se le llama sistema (y no hay otro)
    un abrazo

     

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: