RSS

Acampadas en hospitales catalanes y múltiples acciones en defensa de la sanidad

13 des.

A97QG0mCEAAnGp_.jpg large Ya llevan quince días de acampada en el hall personal del Hospital de St. Pau. Sus trabajadores consiguieron colgar la impresionante pancarta en la fachada modernista, todo un símbolo de la defensa de la sanidad pública en una sociedad especialmente castigada por los recortes de Boi Ruiz y los dogmas talibanes de las políticas neoliberales contra los derechos humanos de la ciudadanía en nuestro tiempo. Hoy ya son tres los hospitales en Catalunya que mantienen encierros indefinidos, y el Hospital de Granollers se suma también a las acciones en defensa de la sanidad. Ayer, fueron los iaioflautas, los vecinos y personal del H. Clínic de Barcelona (amenazada de un oscuro e indigno proceso de privatización) quienes empezaron a instalar sus tiendas de campaña en el hall de entrada, y en el Parc de Taulí de Sabadell, hicieron lo mismo el pasado lunes.

El exfiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo explicó ayer a los acampados del Sant Pau la querella presentada por seis asociaciones ciudadanas contra Boi Ruiz y otros altos cargos del Departament de Salut. Jiménez Villarejo no dudó en llamar “indecentes” a los gobernantes catalanes y españoles, culpándolos de haber causado una situación “en la que se está sustituyendo el estado de bienestar por un estado de opresión”. En un sentido parecido, declararon las asociaciones querellantes:

querellaboisantpau1“Los problemas económicos de nuestra sociedad no pueden ser justificación para impedir que los ciudadanos ejerzamos los derechos regulados por Ley. Nuestra legislación permite reducir presupuestos, reorganizar sistemas o potenciar ciertos sectores económicos en función de la línea ideológica de cada gobierno, pero en ningún caso las medidas que se apliquen pueden llevar al impedimento del ejercicio de derechos, como es el derecho a la protección de la salud que la Constitución instaura en el artículo 43 y se desarrolla en otras leyes, incluido el Estatut d’Autonomia de Catalunya. Los límites los pone la Ley y el Conseller y su equipo los habrían rebasado a sabiendas. Asimismo hay indicios de que el Departament de Salut estaría manipulando, y en algunos casos ocultando, datos oficiales para minimizar el impacto de los datos reales en la opinión pública y, lo que sería más relevante judicialmente, para acaso disimular conductas delictivas como las que denunciamos en nuestra querella. La respuesta de la ciudadanía apelando a los tribunales es obligatoria cuando desde los poderes públicos encargados de garantizar los derechos se toman medidas que llevan a que la ciudadanía no pueda ejercerlos, cuando hay indicios de que no están cumpliendo la Ley al elaborar la información pública sobre listas de espera, cuando hay ciudadanos que fallecen por no poder ser atendidos en los centros sanitarios cerrados, cuando hay sospechas de que se utilizan estrategias estadísticas para ocultar datos oficiales a la ciudadanía, cuando los Altos Cargos de la sanidad pública tienen simultáneamente Altos Cargos en el sector sanitario privado, cuando se podría estar utilizando la legislación de forma interesada para favorecer al sector privado, cuando hay informaciones que dicen que el propio Conseller preside una empresa de servicios sanitarios privados o cuando ha salido a la luz que la esposa del Conseller ha sido recientemente contratada en una corporación sanitaria pública para hacer labores de gestión, la Corporació ParcTaulí de Sabadell. La corrupción no terminará hasta que no acabemos con la impunidad.”

Pero las acciones en defensa de la sanidad catalana siguen y crecen: por ejemplo, la cadena humana que rodeó Can Ruti o la lectura de manifiestos en los que se recordó la “lucha de los compañeros de Madrid”, como dijo una portavoz de CGT del Vall d’Hebron. Los trabajadores de este centro, informa El Pais, tras pasar la noche acampados, deciden hoy si continúan la protesta. “Mandamos todo nuestro apoyo a los compañeros que en estos momentos están rodeando el Can Ruti de Badalona con una cadena humana”. Las palabras de agradecimiento de la portavoz de la CGT del Vall d’Hebron al término de la lectura de un manifiesto en contra de los recortes se repitieron en la decena de hospitales que ayer hicieron piña para defender en bloque la maltrecha sanidad pública catalana. A lo largo de todo el día, los trabajadores de centros de referencia como el Juan XXIII de Tarragona, el Josep Trueta de Girona o el General de Granollers organizaron concentraciones, tareas informativas e incluso alguna que otra chocolatada para alzar la voz contra la privatización de la sanidad catalana.

En el Clínic, según leemos en ElPais, el personal movilizado tuvo más trabajo. La asociación vecinal de la Esquerra de l’Eixample centró sus esfuerzos en la organización de comisiones de trabajo y a última hora de la tarde se decidió en asamblea el inicio de una acampada indefinida en la entrada del centro. Antes, recibieron la visita de las decenas de iaioflautas que anteriormente habían ocupado el vestíbulo del Departamento de Salud en una acción simbólica contra la gestión económica del Ejecutivo de Artur Mas, que hace dos semanas anticipó un recorte de 4.000 millones de euros en los presupuestos de 2013.

Para los trabajadores del Sant Pau la jornada no fue muy diferente de la de otros días. Con 14 días de encierro a sus espaldas, siguen reclamando que los gestores del centro —concertado por el Instituto Catalán de la Salud— den marcha atrás a medidas como “el cierre de dos unidades” o el “recorte del 5% en el sueldo” que ayer denunció Rosa Gallego, del comité de empresa. Gallego criticó que no se les haya ofrecido ninguna solución cuando en hospitales como el Vall d’Hebron “se les va a adelantar la paga de verano”, aseguró. Los trabajadores del Sant Pau denuncian con sus tiendas de campaña y sus merendolas en pleno vestíbulo que la institución, dividida en tres fundaciones, forma parte de un mismo grupo empresarial. “Los recortes en la fundación de gestión asistencial se podrían superar mediante la venta del legado inmobiliario”, aseguran.

Los sindicatos del Joan XXIII de Tarragona denunciaron el despido de 150 trabajadores, el 10% de la plantilla de este centro, desde el inicio de los recortes en Cataluña hace dos años. Ferran Aiximeno, secretario de la junta de personal, afirmó que en los últimos meses ante la llegada de las elecciones se reabrieron camas y quirófanos para “maquillar” las listas de espera.

 
1 comentari

Posted by a 13 Desembre 2012 in Salut

 

Etiquetes:

One response to “Acampadas en hospitales catalanes y múltiples acciones en defensa de la sanidad

  1. Lluís

    13 Desembre 2012 at 11:50

    Me alegra leer todas estas informaciones, porqué ayer vi las noticias de TV3, decepcionantes como va siendo habitual: el tema de los hospitales en lucha lo pasaron rápido y tal como estaba redactada la noticia se deducía que los profesionales de la sanidad protestan contra el “gobierno de Madrid”, sin mencionar para nada a Boi Ruiz y la Generalitat.

     

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: