RSS

Sobre el euro por medicamento: frente a la buena praxis de los médicos, callen los PPolíticos

05 nov.

Frente a la farmacia Dalmases: la primera acción de iaioflautas y dempeus contra el euro de la verguenza

Las autoridades sanitarias dicen que la nueva tasa del euro por medicamento no es ninguna medida recaudatoria (aunque sean muy bienvenidos los millones de euros que entran con la tasa de la vergüenza) sino de una medida disuasoria. Pero disuasoria ¿de qué? ¿De que no se tomen los medicamentos que los médicos prescriben, se supone que en buena praxis, para “ahorrar” en el gasto sanitario a costa de empeorar la calidad de vida de los crónicos, o no atajar las enfermedades agudas en su inicio, antes de que causen mayores quebrantos? La necesidad u oportunidad del medicamento recetado sólo la puede decidir el profesional, no el mal político que pretende “disuadir” a la persona enferma de que se tome su medicación, cargándole un euro en cada envase. Con medidas como esas, la profunda irracionalidad del sistema –y su peligro real- queda claramente expuesta bajo los focos.

La tasa de la vergüenza se suma al agravamiento en las condiciones del CO-REPAGO, con la exclusión de prótesis, la introducción del REPAGO en servicios ambulatorios fundamentales como el transporte asistido para diálisis, tratamientos invalidantes, etc., y significa la pérdida de servicios y medicamentos fundamentales para la salud y el bienestar de las personas que los necesitan. Supone además una carga burocrática costosa e ineficaz por la complicada (e injusta) aplicación de los distintos tramos de Repago, incluido el que se aplica a pensionistas y la fórmula con que se efectuará la devolución de los límites de gasto permitido.

Desde su primera implantación en Catalunya, diversos colectivos se han levantado contra el euro por medicamento, iniciando una campaña de insumisión que puede extenderse por el territorio español a medida que nuevas Comunidades (como la de Madrid) vayan adoptando la vergonzosa medida –por otra parte, de dudosa legalidad. Sin embargo, es de justicia reconocer que la primera acción de insumisión la protagonizaron el colectivo de iaioflautas y Dempeus per la Salut Pública, y la primera voz en alzarse fue la de Carmen Flores, Presidenta de la asociación El Defensor del Paciente. En sus palabras: “Les decimos a todos los ciudadanos: insumisión. ¡Que no pague el euro nadie”. Flores desafiaba a los políticos a tener “el valor” de dejar a los pacientes sin medicación. Pues ahora ya Carmen Flores y todas las personas atentas al desarrollo de la aplicación del euro de la vergüenza ya saben que sí, que este valor perverso lo tienen, y que no les cuesta ningún esfuerzo poner a muchas personas con enfermedades crónicas en la dura disyuntiva de poder comer, o poder medicarse…

Así, en octubre publicaba El Pais que el consumo de medicamentos en Catalunya con receta descendió moderadamente en los meses de verano, situándose en los 100 millones de euros mensuales en septiembre, en lugar de los 138 millones de euros que se facturaron el mismo mes en 2011. A pesar de que las familias habían “adelantado” compras hasta en un 20% justo el mes antes de la puesta en marcha de la tasa, en junio de 2012 los farmacéuticos catalanes dispensaron medicamentos con receta por un valor de 145 millones de euros. Un mes después, ya con el euro por receta implantado, la venta de fármacos recetados descendió a 108 millones y en agosto, a 102 millones. En la última recaudación disponible, la de septiembre, el monto asciende a 100 millones de euros.

Sin embargo, en las farmacias de Catalunya, como en las de muchas Comunidades Autónomas, no se ingresan las cantidades adeudadas por los medicamentos vendidos con receta. El agravante, en el caso catalán, es que actúan como “recaudadores de impuestos”, a pesar que desde la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria se advirtió que la tasa “daña seriamente la relación de confianza entre el farmacéutico y sus clientes”. La Generalitat, sin embargo, aseguró que el euro por receta le permitiría pagar antes a los farmacéuticos por los medicamentos que estos dispensan con coste reducido para el paciente y que sólo se les reembolsan en un mínimo de 65 días entre el momento en el que se dispensa un medicamento y se cobra su facturación. Nuevos retrasos en el pago por parte de la Generalitat fueron el detonante de lo que denominan “la primera huelga general de farmacias de Catalunya” el pasado 25 de octubre. El TRIpago de la tasa del euro por medicamento (con la que la Generalitat prevé recaudar unos 100 millones de euros al año) no ha servido siquiera para poder sufragar, en el plazo acordado, las deudas de la Generalitat. Sin embargo, ha incrementado de forma considerable el malestar entre el personalque atiende las farmacias y que se considera, con todo el derecho, parte integrante del servicio sanitario.

En base a la experiencia de Catalunya, el diputado por Madrid y portavoz de Sanidad de IU, Rubén Bejarano puede afirmar que la implantación en Madrid del euro por medicamento no es justa, porque supone un nuevo ataque a las víctimas de la crisis. Sin embargo, debería prevenirse en la Comunidad Madrileña sobre sus efectos de disuasión, porque no puede quedar restringido el acceso a los medicamentos necesarios al afán recaudatorio de los malos políticos. Además, al agravio del euro por medicamento se suma, en el caso de Madrid, el despilfarro descubierto por la pésima gestión de “compensación de pérdidas” a los hospitales privados por parte de Esperanza Aguirre, y a la privatización del 10 por ciento de los centros de salud, los servicios no sanitarios de todos los hospitales, y la privatización total de seis hospitales: Infanta Leonor, Infanta Sofía, Infanta Cristina, Hospital del Henares, del Sureste y el del Tajo. Lo que se despilfarra a manos llenas hacia la sanidad privada se quiere recaudar, euro a euro, de la población enferma y necesitada.

En el momento de escribir estas líneas, unos 50 trabajadores del hospital universitario de La Princesa, con una plantilla de 2.500 trabajadores de los cuales 350 eventuales van a perder su puesto de trabajo, están secundando un encierro como protesta por su desmantelamiento como hospital de referencia en especialidades como reumatología, hematología, dermatología o neurología, para convertirlo en un centro de atención a la tercera edad. Siguen la estela de tantas asociaciones de vecinas y vecinos que se han encerrado largas noches en defensa de la atención de urgencias, del mantenimiento del servicio de salud en su localidad… Suman a la insumisión que también se extiende contra el euro por medicamento. Y hoy, como cada día, nuevas protestas siguen y surgen de los agravios: no se ha dado la batalla por perdida porque nos va nuestra salud en deternerles.

Ver también en La Ratera “Sobre el efecto disuasorio del euro…” y Kaos en la red

 
3 comentaris

Posted by a 5 Novembre 2012 in Salut

 

Etiquetes:

3 responses to “Sobre el euro por medicamento: frente a la buena praxis de los médicos, callen los PPolíticos

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: