RSS

De Apple e iTunes, paraísos fiscales, austeridad y crecimiento

16 maig

Nos ponen zanahorias inalcanzables y así se van desgranando artículos, informaciones, tertulias… Con las orejeras puestas, escucho contraponer crecimiento a austeridad sin rubor hasta que incluso Soraya Sáez de Santamaría se da cuenta del dislate que pocos minutos antes había denunciado Joaquín Estefanía en la Cadena Ser. Pero no se abre la panorámica: roemos y rumiamos un concepto tras otro sin ofrecer alternativas que no sean más de lo mismo. En una ciénaga que se traga implacable a los más débiles, culpabiliza Artur Mas al gobierno del PP (a pesar de que le apoya en sus políticas), mientras Santamaría acusa de las ineptitudes de su gabinete a Grecia. Y el pueblo de Grecia está sufriendo un chantaje económico y moral porque se rebela contra las directrices del FMI y de Merkel, mientras se obvia lo fundamental: que los poderosos del sistema se comportan como quieren, sin estándares morales (como siempre) e imponen las políticas que les interesan y que sólo van a su favor. Por eso nadie habla ya de redistribución en serio cuando debería ser la política determinante para salir de la crisis… y entramos en la caricatura cínica de hablar del repago en medicamentos como una manera de que “paguen más los que más tienen”. El cinismo de los políticos al servicio de la desigualdad y la ocultación de responsabilidades deja sin aliento…

Todavía hay, sin embargo, quien no se deja distraer de lo esencial, e insiste en acabar con los paraísos fiscales y poner una tasa a las transacciones financieras internacionales. Porque hay que seguir denunciando que España renuncie a la lucha contra el fraude, y que para acabar con la propuesta del Parlamento Europeo sobre la tasa Tobin baste con que Cameron diga que el Reino Unido no la acepta. Y así vamos dando vuelta a la noria de las falsas soluciones y apuntando a objetivos equivocados.

Les voy a poner un ejemplo de lo que digo. Hace unos días leí que Apple, la empresa con beneficios récords, no es nada amiga de la política de redistribución de sus rentas. Gracias a la excusa de la optimización y a las filiales localizadas en paraísos fiscales, la empresa sólo paga un 9,8% de impuestos a nivel mundial. Una pérdida de ingresos de gran importancia en el presupuesto de California pero también en el francés y en el de otros países. Sus maniobras son legales pero lo que revela la larga investigación del New York Times es indignante: Sólo unas semanas atrás, Apple se preguntaba qué hacer con sus 100.000 millones de tesorería. La solución econtrada es crear sociedades pantalla en los paraísos fiscales, como iTunes SARL en Luxemburgo. El 70% de los beneficios de la empresa se esfuman en los paraísos fiscales fuera de Estados Unidos.

Apple tiene su sede social en Cupertino, California, donde el impuesto sobre sociedades es del 8,84%, pero transfiere todos sus impuestos a Nevada -mediante una filial llamada Braeburn Capital- y consigue el tipo impositivo del estado de Las Vegas, que es del 0%. A Apple no le importa que California sea el Estado más endeudado de Estados Unidos, que decenas de miles de funcionarios hayan recibido su carta de despido y que los impuestos sobre el consumo, principalmente la gasolina, hayan aumentado. Ni que se haya reducido de manera dramática el programa de salud pública, ni que disminuya en casi 5000 millones la financiación pública a universidades y jardines de infancia. (Por cierto, todos estos recortes, ¿no les recuerdan, en forma y fondo, algunos muy dolorosos y próximos?)

Sin embargo, al margen de los puestos de trabajo, Apple aumenta el déficit en California jugando con el dumping fiscal. Y no es ella sola. Se le unen otras empresas importantes como Microsoft, Cisco, Oracle, Harley Davidson, y centenares de otras empresas con filiales en Nevada o Delaware. Y no se trata sólo de los Estados Unidos: Apple también consigue ahorros fiscales en uno de los estados fundadores de la maltrecha Unión Europea. La dirección de Apple lo explica bien: el gobierno de Luxemburgo promete impuestos bajos sobre los ingresos de iTunes a condición de que todas las transacciones pasen por el pequeño estado europeo. Las transacciones de iTunes tendrían que haber pagado impuestos a varias Haciendas, pero poco importa dónde se encuentre el iPhone o el Mac: lo que se compre de iTunes, tributará en Luxemburgo.

Apple se ha beneficiado tambien de las ventajas de Irlanda: Con dos filiales de poca monta en la isla, Apple se aprovecha de los acuerdos europeos libre-cambio y puede inundar Europa con sus productos casi sin pagar impuestos. El New York Times cita para concluir a un investigador en derecho fiscal en California, que explica que esta estrategia fiscal de Apple y de otras multinacionales no es solamente una gran pérdida en impuestos para Estados Unidos y California, sino también para Alemania, Francia, Inglaterra y decenas de otros países.

Pero seguimos dando vueltas a la noria, talando a diestro y siniestro lo que es fundamental para el bienestar y la supervivencia de las personas más débiles, y fijándonos sólo en la última zanahoria que nos cuelgan (por letales que puedan ser sus efectos si llegamos a morderla). Se impone la austeridad a los que ya casi nada les queda. Y se entiende por crecimiento que Apple, iTunes y tantas otras empresas tecnológicas, químicas, farmacéuticas y financieras mejoren sus resultados con su comportamiento insolidario. ¿Quién cuestiona su irresponsabilidad social? ¿Quién les exige que tributen de manera más equitativa? Lo adivinan: nadie. Quizá cueste verlo porque los árboles no dejan ver el bosque, y estos días, menos que nunca. Nos imponen una miopía suicida. Sin embargo, aunque los árboles estén podridos, en saber orientarnos en el bosque nos va la vida.

 
 

Etiquetes: , , , , , ,

2 responses to “De Apple e iTunes, paraísos fiscales, austeridad y crecimiento

  1. desencanto

    16 Mai 2012 at 21:11

    Dejar de consumir y todo se irá a pique, pero todo, no solo la vida de la clase trabajadora.

     
  2. GallardeteWord

    17 Mai 2012 at 9:46

    Hay tantos y tantos escandalosos datos que la indignación ya nos hace daño en la salud. ¿Cómo se puede oir cada semana en La Ventana(Genma Nierga) de la Ser a esos dos “economistas” q parecen “colocados” ahí para reforzar el neoliberalismo económico: es decir HAY QUE PROTEGER A LAS FUERZAS ECONÓMICAS, LOS INDIGNADOS SON PERROFLAUTAS. No hace falta que lo hayan dicho con estas palabras pero “el criterio” es ese. Como decimos los andaluces “pa rreventá” !!
    Un abrazo

     

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: