RSS

Mini-empleos, mini-salarios, mini-derechos: el terrorismo de la CEOE

15 des.

Juan Rosell en su doble función de presidente de la Patronal CEOE y bombero pirónamo, utilizó ayer todos los tópicos de la desinformación en un totum revolutum de falsos datos y afirmaciones tremendistas para acabar afirmando que obran empleados públicos y que hay que poderles despedir. Mientras, se llenaba la Pl. Sant Jaume de Barcelona de personal de la administración en defensa de la función pública.

Para la CEOE, nos dijo Rosell en un cálculo que no se sabe muy bien cómo se ha realizado y de qué manera se justifica, “hay cerca de 900.000 empleados públicos que sobran”. Pero intenta dar cierta validez a la cifra hablando de traspasos de competencias, duplicación de personal en ayuntamientos, y una molesta insistencia en cultura… Ya se ve clarísimo que a la Patronal le sobran las funciones de Cultura… ¿para qué? Si los trabajadores y trabajadoras cobran mini-salarios, tienen mini-derechos y un precario mini-empleo, lo mejor que pueden hacer estar enganchados a Sálvame, y no tanto por su contenido sino por cómo se adecua al naufragio personal y laboral el nombre del programa. Y sobre todo, porque la supuesta “salvación” va en singular… nada de organizarse y encontrar salidas colectivas a la crisis, proque entonces quizás el señor Rosell y sus amigos no tendrían el privilegio de ir provocando incendios por los medios de comunicación.

En cualquier caso, la cifra de 900.000 empleados que “sobran” según la CEOE no está mal escogida. Casi sugiere el tremendismo de 1 millón más de desempleados, y acierta en magnitud para presionar con fuerza a la baja los salarios y las condiciones laborales e incrementar de forma exponencial el miedo y la sensación de precariedad… y no sólo en el mercado laboral, sino también en los servicios públicos, ya que habla de funcionarios sin especificar (y por tanto puede tratarse naturalmente de personal sanitario, de educación, dedicado al trabajo social, etc…)

Menos mal que Público nos recuerda que un informe reciente del sindicato UGT arrojaba datos muy diferentes. En España, la población empleada en el sector público es inferior al 10%, frente al 16% de la media europea, superada en países como Irlanda (12,2%), Finlandia (18,9%) o Dinamarca (25,7%). Además, uno de cada cuatro asalariados públicos no tiene empleo estable y en algunos sectores, como la sanidad, la educación o la Administración local, la temporalidad supera el 35%.

Pero para la patronal, no sólo se trata del número de funcionarios, sino también de sus salarios. En el informe subraya que entre 2002 y 2009 los sueldos públicos crecieron un 5,6%, mientras que los privados lo hicieron un 2,8%. Sin embargo, los datos sobre la evolución de los sueldos privados no tienen en cuenta en muchos casos los salarios de los altos cargos (los mejor retribuidos), ya que estos aparecen en categorías diferentes a la de asalariados. Según el informe de UGT, desde el año 1982, los empleados públicos han sufrido una pérdida de poder adquisitivo del 24,5%.

Finalmente, en todos los medios se destaca que Rosell se hizo eco de la propuesta del BCE sobre minitrabajos o minijobs: un contrato a tiempo parcial de pocas horas de trabajo, con sueldos de 400 euros y con “flexibilidad total”. Rosell aseguró ayer que la patronal cuenta incluso con encuestas entre parados que demuestran la aceptación de esta fórmula de empleo precario. “Ellos apuestan por eso”, subrayó. Más tarde, en el programa 59 segundos, el líder de la patronal volvió a insistir en su deseo de que la contratación “sea totalmente libre”. Pues bien, desde la experiencia de las mujeres que padecemos de forma grave en España la contratación precaria a tiempo parcial (lo cual supone siempre salarios insuficientes para una vida plena y autónoma), insisto en que los miniempleos con minisalarios implican una minivida con miniderechos… y un incremento de las tensiones, la desigualdad y la falta de equidad que nos está costando la salud física y mental, cuando no la propia vida.

Pediría algo más de reflexión a los empresarios de este país antes de hacer declaraciones tan poco afortundas (incluso diría que descerebradas) como las de ayer. No sé si entienden los límites de las personas, los límites de la explotación y los propios límites del sistema. Tanto tensar la cuerda sólo puede provocar que se rompa, y las consecuencias no pueden ser peores para quienes ya no tienen casi nada que perder. Pero ¿de verdad nadie se lo ha advertido antes al señor Rosell? ¿De verdad nadie con un poco de sentido común ha advertido a los empresarios de la CEOE que lo que están haciendo desde la prepotencia y la ignorancia no les excusa para nada… y se parece demasiado al terrorismo?

 
9 comentaris

Posted by a 15 Desembre 2011 in Economia crítica

 

Etiquetes: , , , , , ,

9 responses to “Mini-empleos, mini-salarios, mini-derechos: el terrorismo de la CEOE

  1. Elena Alvarez

    15 Desembre 2011 at 12:32

    Calia dir-ho. Les declaracions del Rosell, expresen en veu alta els desitjos de la patronal, més atur, més gent disposada a treballar per menys, menys drets pels treballadors, … i com be dius, estirant tant la corda pot arribar a trencar-se.

     
  2. Zana

    15 Desembre 2011 at 15:24

    Lamentablemente yo no soy tan optimista como tu Ángels. Optimista en cuanto a que la cuerda llegue a romperse. Para que la cuerda se rompa ellos deben tirar en un sentido, que ya tiran, y nosotros tendríamos que tirar en el otro, y nosotros (en general) hoy día no ofrecemos resistencia. Vamos arrastras, dejando jirones de derechos y libertades en cada piedra del camino. La resistencia a la doctrina neoliberal de la CEOE se hace en el parlamento y a éste ha llegado, con mayoría absoluta el PP (en España y CiU en Cataluña). Así que la poca resistencia “real”, no simbólica, la hacen los partidos de izquierdas, muy minoritarios electoralmente, y los sindicatos que, “per fas et per nefas”, por una cosa o por otra, no atraviesan su mejor momento. Mientras nosotros hablamos de fútbol, ellos hablan de nuestro salario, ¿se aprecia la diferencia?
    Apoyo las manifestaciones y concentraciones y participo, siempre que puedo, en ellas, pero creo que o cambiamos el chip o estamos condenados a…aburrirnos. No se trata “sólo” de manifestarse, se trata de concienciar, en cada momento, en cada lugar (en la fábrica, en la universidad, en el Metro, en el mercado, en la peluquería, en el bar…y sobre todo en las urnas). Creo que salir un día de manifestación y luego desconectar es como no hacer nada.
    Como muy bien apuntas la CEOE sabe que los funcionarios han sido la locomotora que ha tirado hacia arriba de los derechos y salarios de muchísimos trabajadores, lo triste es que lo sepa la CEOE y no lo sepamos los curritos, más al contrario, que deseemos que se les quiten “los privilegios”, como que tener estabilidad fuese un privilegio. No somos más tontos porque no nos entrenamos, sino más tontos éramos.
    Aquí, en mi tierra, cuando yo era un crío, algunos “maestros” te decían: no estudies, total para qué, para ir a tirar de pala a la mina cuanto más burro mejor…pues en esas está la CEOE, cuanto menos Cultura haya mejor, mejor para el patrón, mejor manipula, mejor explota, mejor vive.
    Y ahora pregunto ¿qué autoridad moral tiene un señor que representa a los mayores defraudadores a las arcas públicas y no dice ni pío de ello? pues, evidentemente, ninguna, ninguna autoridad
    Gracias por tu luz.

     
    • Laura

      16 Desembre 2011 at 8:47

      Estic completament d’acord amb el teu punt de vista, es mes, i o dic perque la gent solem tenir poca memoria. Us recordeu de lo que va passar ara fa un any, la vaga dels controladors?, tothom aplaudin amb les orelles les messures? i sense que ningu sabes per on anaven els tiros?, dons be allo nomes va ser un experiment social, psicologia social pura i dura. Saben molt be que aquest pais arrel de carregar-se la cultura, tenen un poble totalment miop, que es creu tot lo que li posen pel davant, saben molt be des de on tenen que atacar, quan fer-ho i per on fer-ho, saben molt be que es un pais on l’esport nacional es l’enveja. Els primers que varen ser sacrificats van ser ells i la masa aborregada aplaudin els expedients i la militirització, ara van a per els funcionaris, i despres per als demes.
      I una ultima cosa, he llegit alguna declaració que des de els sindicats s’esta diguen que no es plantegen fer vagues per la repercusio economica que aixo comporta a l’economia dels treballadors, o sigui que continuem giran la truita, que es lo que realment estan negociant amb el govern? no crec que siguin les retallades presents i futures, mes aviat m’inclino a pensar que lo que estan fent es negociar les seves prevendes per perdre lo minim possible, els treballadors els importen poc, i firmaran lo que els hi posin pel davant.
      Soc molt pesimista en pensar que la gent canvii de xip, es mes per desgracia penso que s’esta anant cap una nova situacio, hem salvo jo i lo que passi amb l’altre me dona igual.

       
  3. Un parado

    15 Desembre 2011 at 18:08

    De momento las protestas de los trabajadores y ciudadanos son pacificas, pero esto puede cambiar, no se si se dan cuenta todos los recortadores estos, que si presionan de tal manera que la gente no le importe ya la propia existencia, puede estar en peligro la integridad fisica de estos individuos.
    Es para pensarselo

     
  4. soutelo

    15 Desembre 2011 at 21:45

    Hola Angels y amigos:contertulios:
    El presidente de la patronal tiene un morro que se lo pisa y “ahora se lo saca mas aún” al estar el PP en el poder.Si,es un terrorismo “bestial ” el que quiere aplicar la patronal,la derecha de este pais sobre los ciudadanos.;lo malo,,es que el ciudadano está anestesiado del todo,sino esto tenia que ser una olla a presión….. ,la calle en su protesta.Otro factor que hace que las manifestaciones no sean masivas ,es que priman los problemas sectoriales,lo que implica una división y una falta de solidaridad ciudadana,..tenemos ante nosotros un panorama,muy desolador…. lamentablemente.
    Apertas aagrimosas

     
  5. Eulàlia

    16 Desembre 2011 at 11:01

    Me temo que si la cuerda no se ha roto antes es porque existe una enorme caja B (que tan bien le va a los señores emoresarios) que aguanta al sistema porque mientras se evaden impuestos algunas personas subsisten gracias a la economía sumergida. Si se persiguiera la economía sumergida, aquella pregunta famosa de “con IVa o sin IVA?, hasta a lo mejor las administraciones podrian llegar al famoso deficit 0…
    Tu lo dices claro: miniempleos=miniderechos.

     
  6. marisol

    17 Desembre 2011 at 1:27

    Que diga directamente el número de personas que le sobran ya. Porque se trata de eso; primero minitrabajos, luego minisueldos, luego minicoberturas sociales, que si no se ponen enfermos por vicio y por mala costumbre… ¿Qué más? Ah, eso, a ver si los convierto a todos en nanopartículas y así gastan lo mínimo y me ahorro matarlos, que está el gas muy caro. No es que se haya equivocado de época, no; es que pertenece a ese selecto detritus de la raza humana con sensibilidad inexistente, solidaridad en paradero desconocido y sentido común varios enteros negativos del cual todo el resto del mundo sólo se puede avergonzar.

     
  7. Rafael_F

    17 Desembre 2011 at 14:10

    Permíteme una cita de Naomi Klein sobre los trabajos a tiempo parcial con flexibilización de horarios:
    “Además, a menudo la expresión “a tiempo parcial” es más una designación técnica que una realidad, pues los patronos hacen que sus empleados trabajen muy poco menos que las 40 horas legales del empleo a tiempo completo; Laurie Bonang, por ejemplo, marca entre 35 y 39 horas semanales en Starbucks. Bonang cumple todas las tareas y tiene todas las responsabilidades de un trabajador a tiempo completo, pero con un horario inferior a las 40 horas la Perea no tiene que pagarle horas extra ni garantizarle que cumplirá todas sus horas. Otras cadenas son igualmente creativas. Borders instituyó una semana de 37.5 horas para todos los empleados, y Wal-Mart fija la semana laboral en 33 horas, definiendo el “horario completo” básico en 28 horas. En la vida de los empleados, esto equivale a una montaña rusa de horarios que a menudo resulta más exigente que la semana tradicional de 40 horas. Por ejemplo, Gap –que define el horario completo como 30 horas semanales- exige a sus empleados que se mantengan “localizables” para hacer ciertos turnos aparte de sus horarios, y por los que no se les paga, pero que deben cumplir cuando es necesario. (Una empleada me dijo en broma que tuvo que comprar un walkie-talkie por si se producía una crisis en la sección infantil.)”
    [KLEIN, Naomi: No Logo, p. 349]

    Es decir que una persona ni siquiera podría recurrir a tener dos “minitrabajos” porque debería estar siempre pendiente de que la llamaran de una de ellas. Ésa es una de las principales trampas para los trabajadores de la llamda “flexibilización de horariors”
    Saludos

     
  8. Gallota

    18 Desembre 2011 at 0:26

    No es la reencarnación de Steve Jobs en miniatura, no: http://gallota.com/2011/12/17/mini-jobs/

     

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s

 
%d bloggers like this: