RSS

En reivindicación de Elionor Roosevelt y los Derechos Humanos

10 des.

Elionor Roosevelt y los DD.HH. en castellano

La Declaración de los Derechos Humanos le debe muchísimo a Elionor Roosevelt. No sólo que con su tenacidad se aprobara un texto espléndido el 10 de diciembre de 1948, sino que el compromiso social y sensibilidad de esa mujer con la dignidad humana se reflejara en cada uno de los puntos, con un lenguaje claro y directo, que todo el mundo puede entender y que interpela a los que han hecho de la política un negocio pro domo sua. Insisto, el lenguaje y el desafío de la Declaración debería avergonzar a tantos y tantos dirigentes políticos rendidos a sabiendas a la estulticia que sacrifica vidas, la mentira que acrecienta desigualdades, y la avaricia de los peores que conduce este mundo al vertedero.

Hoy es por tanto buen día para reivindicar no sólo los DD.HH., sino la figura de Elionor Roosevelt, cuya larga trayectoria política y el poder que consiguió –llegó a ser considerada “La Primera Dama del Mundo”– no menoscabó en absoluto su sensibilidad hacia las personas más débiles de nuestra sociedad, las refugiadas de las guerras, las que sólo pueden ejercer su autonomía y solidaridad si la sociedad en su conjunto ha entendido hasta qué punto se ha hecho más respetable y civilizada con la aceptación y el respeto a los Derechos Humanos… (¿ven acaso algunas diferencias con esa Angela Merkel de nuestras actuales pesadillas?)

El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas escuchó a Elionor Roosevelt pronunciar estas palabras:

“Nos hallamos en el umbral de un gran acontecimiento, tanto en la vida de las Naciones Unidas como en la vida de la humanidad. Esta declaración podría convertirse en la Carta Magna para todos los hombres, en todas partes. Esperamos su proclamación por la Asamblea General sea un evento comparable a la proclamación en 1789 [la Declaración francesa de los Derechos de los Ciudadanos], la adopción de la Declaración de los Derechos del pueblo de los EE.UU., y la adopción de declaraciones comparables en diferentes momentos en otros países “. Y más adelante:

“¿Dónde comienzan los derechos humanos? En lugares pequeños, cerca de casa – tan cerca y tan pequeños que no pueden verse en ningún mapa del mundo, sin embargo, son el mundo de la persona individual;. El barrio en el que vive, la escuela o universidad a la que asiste; la fábrica, granja u oficina donde trabaja. estos son los lugares donde cada hombre, mujer y niño busca igualdad en la justicia, igualdad de oportunidades, igualdad en dignidad, sin discriminación: Si los derechos carecen de significado en estos sitios, poco significado tendrán en otros lugares. Sin una acción concertada de los ciudadanos para defender los derechos humanos donde vivimos, buscaremos en vano el progreso en el resto del mundo.”

Pues hoy los Derechos Humanos (en casa), están de manera particular gravemente amenazados en el derecho a la salud. Ver al respecto, la importante entrada de Dempeus per la Salut Pública. Porque no sólo los Derechos Humanos, sino la propia humanidad está cada día bajo mayores y peores amenazadas, ojalá cada día seamos más y más las personas que entendamos que conmemorar hoy el aniversario de los DD.HH. pasa, más que nunca, por luchar y organizarse. Sólo así se conseguirá algún día que sea verdad una Declaración de 1948 que empieza diciendo:

“Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial, la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios” Párrafo 1. Artículo 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Ver Declaración en Ágora

 
1 comentari

Posted by a 10 Desembre 2011 in Ciutadania/Política, Gènere

 

Etiquetes: ,

One response to “En reivindicación de Elionor Roosevelt y los Derechos Humanos

  1. Zana

    11 Desembre 2011 at 10:31

    Es digna de mención la labor de estas personas. Por su clarividencia y valentía. Ahora, que estamos en el umbral de salida de lo que ellos iniciaron, es cuando más valor tienen sus gestos, sus logros. La avaricia de unos pocos marca las pautas y entre estas pautas no está el respeto a los Derechos Humanos. El Cash flow no admite interferencias sentimentales.
    ¿Qué dirían todas aquellas personas si por un instante volviesen a la vida? Quizás la respuesta ya la dejó escrita Ortega y Gasset, un pensador, por cierto, nada sospechoso de ser izquierdista: No era eso, no era eso…

     

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: