RSS

Dos textos breves para entender los “tecnócratas” y la democracia

15 nov.

El primer tetxo, de Susan George, en el Transnational Institute, publicado en Rebelión y en Attac y traducido por Christine Lewis Carroll, se pregunta si se está produciendo un golpe de Estado en la Unión Europea:

¡Las demandas de los trabajadores de la Unión Europea de salarios y condiciones de trabajo mejores, pensiones generosas, largas vacaciones y permisos cuando sean necesarios deben controlarse! ¡Ya está bien!

Demos gracias a que la Comisión Europea tiene las respuestas. Pronto el modelo neoliberal será irreversible y todos los advenedizos pretenciosos tendrán que callarse para siempre. Ya es hora. En una maniobra brillante, la Comisión ha aprobado un paquete de medidas, un ‘sexteto’ que sugiere fiestas donde fluye la cerveza libremente. Este ‘sexteto’ es bastante más austero y concederá a la Comisión una influencia sin precedente en los asuntos de los estados miembros.

En una votación ajustada el 28 de septiembre de 2011, el Parlamento Europeo aprobó la propuesta de la Comisión, una toma del poder de gran alcance que menoscaba la capacidad de los países de fijar y gestionar sus propios presupuestos y deudas soberanas. A partir de ahora, el Parlamento y el Consejo -y, naturalmente, la Comisión supervisa el proceso- podrán obligar a los gobiernos a cumplir las recomendaciones del Tratado de Maastricht, también conocido por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, poco respetado en los últimos tiempos. A partir de 2005 este Pacto parecía una reliquia pintoresca. Pero ahora, gracias al ‘sexteto’, no se tolerarán ningún déficit mayor del 3% ni una deuda nacional mayor del 60% del PIB. Lo que necesitan los pueblos, que no se equivoquen, es una severa disciplina.

A partir de 2012, los parlamentarios europeos y el Consejo diseccionarán los presupuestos nacionales antes de que los parlamentos nacionales los puedan ver. Si los países no reducen sus deudas lo suficientemente deprisa o se niegan a aceptar las ‘sugerencias’ de Bruselas, se impondrán las medidas. En caso de terquedad por parte de los Estados miembros, el castigo puede llegar a tener que depositar o perder el derecho al 0,01, 0,02 y hasta el 0,05% del PIB del país; todo depende de cómo se juzga el delito. Por ejemplo en el caso de Francia, con un PIB de aproximadamente 1,9 billones de euros (2,6 billones de dólares), la Comisión podría exigir un depósito o multa de alrededor de 20 o 40 millones de euros, o hasta 100 millones de euros si la Comisión aplicara la sanción de 0,05% del PIB.

Fiel a sus habituales métodos de callada eficiencia, se aprobaron estas medidas del ‘sexteto’ permanentes sin apenas un murmullo durante todo el procedimiento de aprobación; hubo poco debate y prácticamente ninguna implicación ciudadana. La mayoría de los europeos no tiene la menor idea de que esto ha ocurrido y mucho menos de que sea una agresión tan salvaje a la capacidad de gobierno de sus países. Gracias a esta legislación, podemos contar con el poder duradero de la doctrina neoliberal en toda Europa, sobre todo en la zona euro, a medida que los diputados elegidos sean sustituidos por personas nombradas que no tienen que rendir cuentas y despojen a los primeros del derecho de elaborar sus propios presupuestos.

Este ‘sexteto’, gracias también a la mayoría europarlamentaria de derechas, está ahora firmemente implantado y será difícil, si no imposible, de revocar. En cualquier otro lugar, quizá se hubieran escuchado acusaciones de un masivo golpe de Estado contra los gobiernos de los Estados miembros y los pueblos. Pero hasta el momento, todo está tranquilo en el frente de la UE.

Simultáneamente, la Comisión alienta a los Estados miembros a cumplir otra parte del escenario neoliberal mediante una variedad de directivas que aseguren jornadas y vidas de trabajo más largas y la alineación de salarios y prestaciones sociales al denominador común más bajo. Este proceso puede ser más lento pero también será realzado por el ‘sexteto’.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea colabora en este segundo objetivo, en particular al obligar en cuatro sentencias a trabajadores a aceptar salarios de inferior nivel, incluso cuando trabajan en países con leyes que protegen a los trabajadores, tales como Suecia o Finlandia.

Hay que admirar la habilidad de la Comisión para la discreción y para hacer las cosas sin contrariar innecesariamente a los ciudadanos de los Estados miembros o sus parlamentos nacionales. La aparente complejidad técnica de las medidas y el proceso de implantación contribuyen a mantener el silencio, aunque estas medidas son en realidad bastante sencillas (y, además, llevan huellas alemanas por todas partes).

Mientras tanto los medios de comunicación europeos, mayoritariamente neoliberales, no ven la controversia en lo que ocurre entre bastidores en Bruselas y ayudan a tapar la protesta, hasta que sea demasiado tarde para la intervención de los ciudadanos. Todo esto significa mayores victorias futuras para el neoliberalismo y el fracaso de las economías europeas, es decir el fracaso del 90% del pueblo. El 10% restante estará bien. No hay que preocuparse. Martin Wolf parafraseó a Tácito en The Financial Times para describir la situación europea: “Ellos crean un desierto y lo llaman estabilidad”.

Y el segundo texto que recomiendo, y que parece contesta al anterior, se encuentra en la Versión Libre de Marco Schwartz en los blogs de Público, con el título:  La Europa sumisa debería leer (por lo menos) a Roosevelt

De nada parecen servir los actos permanentes de sumisión de Europa para calmar los mercados. Pese a que los poderes financieros han tomado el Gobierno en Italia y Grecia por medio de dos “tecnócratas”, la primas de riesgo siguen en ascenso, alcanzando en España su máximo histórico. En estos días convulsos, en que los dirigentes políticos temen molestar a los especuladores y se comportan como títeres de sus designios para desgracia de la mayoría de los ciudadanos, vale la pena recordar que en la peor crisis financiera antes de la actual –la del 29– hubo un líder que dignificó el ejercicio de la política. No era un rojo peligroso, sino el presidente demócrata de EEUU, Franklin D. Roosevelt. Los dirigentes europeos, empezando por Angela Merkel, deberían releer (o leer, si no lo han hecho aún) el discurso de Roosevelt de 1936 en que anunció el segundo paquete del New Deal, un ambicioso programa social que incluía potentes inversiones públicas, la creación de la Seguridad Social, el fortalecimiento de los sindicatos, la subida de impuestos a los más ricos, etc. “Hemos tenido que luchar contra los viejos enemigos de la paz: los monopolios empresariales y financieros, la especulación, la banca despiadada, el antagonismo de clases, los beneficiarios de las guerras. Sabemos ahora que el Gobierno del dinero organizado es tan peligroso como el Gobierno de bandas organizadas”, dijo. No era un “tecnócrata” ni convocó un Gobierno excepcional de “concentración” para afrontar la crisis. Lo que hizo fue impulsar sus ideas frente a la brutal oposición de los republicanos y de parte de los demócratas. Podrá discutirse si el New Deal fue eficaz o suficiente progresista. Pero fue Política.

 
8 comentaris

Posted by a 15 Novembre 2011 in Europa

 

8 responses to “Dos textos breves para entender los “tecnócratas” y la democracia

  1. Objetor

    15 Novembre 2011 at 13:02

    Ya hay que ser descuidado para escribir una barbaridad tan grande, 20 billones de euros de multa a Francia, cuando según Wikipedia su PIB anda por los dos billones de euros. ¿Cuándo aprenderemos a contrastar las fuentes con la realidad?

    Una pista: En EE.UU. one billion = mil millones.

     
    • angelsmcastells

      15 Novembre 2011 at 14:06

      Objetor, tienes razón que había que especificar que se trataba de valores vigentes en los USA, no adaptados a los cómputos europeos. Ya está hecho. Gracias por avisar.

       
  2. ourdestiny-network

    15 Novembre 2011 at 13:47

    Vamos al abismo. Efectivamente Berlusconi, por ejemplo, es un payaso, pero un payaso elegido democráticamente. Mario Monti es un gestor, pero a ver en favor de quien gestiona, Mario Draghi, al frente del BCE, fue vicepresidente en Europa de Golman Sachs, y así un sinfín de ejemplos que nos llevan a pensar que al final, como explican en el documental Inside Jobs, ellos se lo guisan y ellos se lo comen.

     
  3. Zana

    15 Novembre 2011 at 14:06

    Acabo de colgar esto http://www.iugordon.com/un-cadaver-llamado-democracia/ en la página de nuestra comarca.
    …Egipto, Grecia, Roma, los mercados han depuesto a sus mandatarios y han impuesto sus “dictadores sin alma”, los impávidos robot tecnócratas… Un cadáver nos mira con sus ojos sin vida, preguntándonos, recriminándonos, acusándonos. Ese cadáver se llama Democracia. Los Mercados, fríos y calculadores, han hecho lo que era labor del Pueblo, han expulsado a las marionetas incompetentes (socialdemócratas y conservadores) que tenían dirigiendo los países y han colocado, éstos sin urnas por medio, a sus “mejores” operarios. Lo que nadie se atreve a decirnos es que entre esos tecnócratas no hay ni uno solo que defienda el Estado del Bienestar y a las Clases Sociales con menos recursos…
    Perdón por el atrevimiento y gracias Ángels, como siempre, por tu luz

     
  4. Mikel

    15 Novembre 2011 at 15:07

    ¡Bravo! por Susan George, siempre clarividente. Yo la descubrí hace años con su estupendo libro “El informe Lugano”.

    Los mercados gobiernan, los gobiernos acatan, y los ciudadanos vivimos en una ilusión democrática, en un espejismo de libertad.

    Saludos indignados!!!

     
  5. Lluís

    15 Novembre 2011 at 19:38

    La sensació és que, efectivament, hem viscut un cop d’estat(s) a gran escala, ràpid i fulgurant, organitzat perfectament, ben planificat i executat amb la connivència dels poders reals (econòmics i mediàtics). La premsa ha beneït i ha emparat l’operació.
    Les “amistats perilloses” de Monti i Papademos amb el FMI i Goldman Sachs són estrepitoses, i hauria de ser suficient per a comprendre la deriva on ens porten. Ahir mateix, Rajoy es va voler curar en salut i va dir que al seu govern hi haurà “tecnòcrates no vinculats a la política”. No sabem si vol evitar que el rellevin com a Berlusconi, o si ja ha rebut instruccions clares.
    En tot cas, això sembla el final de la política.

     
  6. Ectòrix

    15 Novembre 2011 at 20:36

    Interesantes los dos. Sin duda el de Roosvelt és muy clarividente: si el presidente Hoover, el antecesor de Roosvelt, llevó a cabo políticas totalment neoliberales con el propósito de “frenar” los efectos de la crisis, pero se demostró ineficaz e incluso peor, y si después Roosvelt introdujo la mano equitativa del Estado en el desenvolviimento de la sociedad y la economía y se demostró ser útil, entonces ¿por qué siguen los políticos aceptando los dictados de los mercados? Es que es evidente: como buenos neoliberales que son, sólo miran su bolsillo en el momento presente inmediato. Pero esta situació ya se vivió en el 29: las políticas como las que ahora se promueven agravaron la situación. ¡Y esto es historia, es ciencia, de hecho, no mera especulación, es empírico! Es un “dejà-vu”, se tiene que seguir, al menos al principio, el mismo camino que siguió Roosvelt, pero adaptado a nuestras circumstancias, y se debe, por supuesto, no retroceder en los avances de la democracia social y de derecho.
    Es muy curioso porque, claro, los gobiernos van haciendo sus políticas y dicen que son necesarias y nos salvarán y no sé què. Pero después por otro lado te dicen que, en realidad, los mercados están siempre inestables y que en 2012 se volverá a agravar el efecto de la crisi. Igualito que durante el mandato de Hoover, cuya política provocó todavía más paro en EUA. El otro día oí no sé cuál economista que decía que para 2012 el paro en España podría llegar al 30%. Y, repito: pero es que esto ya ha pasado antes! ¿Por qué no hacen lo mismo que se hizo entonces para solucionarlo? Pues, como dice el primer texto y otros de Àngels, los que ahora tienen (los potentes), se montan su vida y buscan no perder dinero, al mismo tiempo que la democracia hace sus últimos suspiros (siguiendo la metáfora de Zana).

     

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s

 
%d bloggers like this: