RSS

Una mantilla sin nada debajo (o sólo crueldad y el retorno del franquismo)

14 set

David Torrres en Público y Rosa María Artal, en su blog, ya la “describen”. Después de leerles, pocas cosas tengo que añadir. También mi amigo Kabila resumió perfectamente el caldo de cultivo en el que puede encontrar acogida un pensamiento inane y nocivo como el suyo en la crónica de cómo resucitaba el franquismo en Castilla-La Mancha. No conozco a nadie que diga nada bueno de la Cospedal, y más difícil será todavía después de su propuesta de monopolizar para los muy ricos el ejercicio de la política.

Sin embargo, hoy, se ha superado a sí misma. Consulten la lista de precios (de lujo) que encontrarán en El Periscopio. Sólo la embriaguez o un caos mental regido por el sadismo, puede haber dictado estas tarifas para las personas más marginadas de nuestra sociedad. La absoluta insensibilidad que permite que se difundan (de hecho, las personas que no tenemos un patrimonio como el suyo les importamos un pimiento) me recuerda un debate de la pasada pre-campaña republicana en los USA donde parecía “normal” dejar agonizar a una persona joven, de un ataque al corazón, a la puerta de un hospital, si la persona en cuestión carecía de seguro sanitario. Ni siquiera gasto de ambulancia había. Pero no se entendía lo fundamental: que la sanidad está para curar a las personas, no para hacer negocio. Algo que no entiende la Cospedal, cuya máxima expresividad la debe conseguir al darse cuenta que la tata ha mezclado ropa blanca y de color en la lavadora…

La Cospedal es una de esas mujeres del PP están dando la auténtica medida (minúscula) de sensibilidad ciudadana, política y democrática de su partido. A Andrea Fabra le sobraron 128 caracteres para resumir la política social y laboral de los populares. Esperanza Aguirre consigue mantenerse en lo más alto hablando de mamandurrias (pero sin lavarse la boca, y con la ayuda inestimable de Tamayo y Saez, que siempre vale la pena irlo recordando…). A Rita Barberà le cabe su empatía social en el bolsillo de un Loewe con correa (Gürtel en alemán) y Ana Mato sigue obnubilada ante el Porshe que aparció en su garaje y deja que la monja alférez Pilar Farjas nos traiga el infierno a la tierra. Mientras, la Cospedal, de negro y con mantilla, en una vuelta al pasado que no se merece ni el más incivilizado de los españoles, aprieta el cilicio, hasta hacer sangre, a las personas “sin papeles”…

Y esto es lo que dice David Torres: “Puede parecer poco cristiano eso de dejar que un enfermo agonice a las puertas de un hospital sólo porque no pueda pagarse el médico pero el neocristianismo es así. Sin los papeles en regla, Cospedal habría dejado morirse al mismísimo Jesucristo de peritonitis y a la Virgen María de un parto mal dado. “Oiga, que es el Hijo de Dios”. “Ya, ¿pero es español de pura cepa? ¿Es al menos católico apóstolico romano?” “No, pero es el Mesías”. “Un judío barbudo y sin afeitar, eso es lo que es. Como dice Andreíta Fabra: que se joda”.

Como no tienen televisión por cable ni dinero para ir al cine, los inmigrantes practican la fea costumbre de reproducirse, pero a seis mil euros por parto se les van a quitar las ganas. Además, en Castilla-La Mancha ya hay demasiados moros, demasiados negros y demasiada gente sin peineta. La región está hecha un asco, la gente de bien no puede ir a misa tranquila sin que salte un descamisado a pedirle limosna. Vas por Ciudad Real y parece que estuvieras en el Califato de Córdoba.

Esto lo ha cavilado Cospedal ella sola entre rosario y rosario, en uno de esos pocos ratos libres que dedica a la política. Todavía no se le ha ocurrido cobrar a los pobres por respirar, pero todo se andará, que el aire español es un bien escaso y donde hoy se tambalean unos pobres mañana podría levantarse un chalet.

Cristo dijo que la pobreza era el camino a la santidad y no hay mejor manera de fabricar santos que dejarlos en la estacada, en pelotas y con un dolor acojonante. En vez de alcohol y tiritas, las salas de urgencia tendrán una pila de agua bendita y un cura de guardia para convertir infieles justo antes de la extremaunción.

Cospedal sólo está acelerando el proceso para que un montón de almas encuentre la puerta al paraíso entre terribles sufrimientos, desamparo y soledad, como Cristo camino del Calvario. Esta mujer es tan buena cristiana que no le importa condenarse y arder en el infierno por toda la eternidad con tal de poner a los inmigrantes en el buen camino.

Yo soy más bien de letras pero a los aficionados a las matemáticas les propongo un sencillo ejercicio teológico. Cojan la cantidad que van a cobrarles a esos desgraciados que entren echando sangre por la boca y súmenle la parte del Padre, la del Hijo y la del Espíritu Santo. 222 euros por una urgencia. Multiplíquenlo por la Trinidad y tendrán el número de la Bestia.”

 
 

Etiquetes: , ,

5 responses to “Una mantilla sin nada debajo (o sólo crueldad y el retorno del franquismo)

  1. Mikel

    14 setembre 2012 at 19:33

    Hola Angels buen post. Estas mujeres del PP a las que citas, me repugnan hasta lo enfermizo. Me recuerdan a las madres que le practican la ablación a sus hijas. No puedo con ellas, es superior a mi.

    Esta mañana me llegó por correo el excelente texto de David Torres. Se lo he pasado a todos mis contactos.

    Un gran abrazo!

     
  2. Jaime

    14 setembre 2012 at 21:23

    Menuda pandilla de reinonas… y dices tu Ángels de lo de la liberación de la mujer… algunas de estas merecerian estar en la carcel o por lo menos en un correcional. No es que sus colegas masculinos estén para nota, pero es que el caso de estas es una farsa que ni Valle pudo imaginar. La Cospe está muy contenta pues el ATC han decidido ponerlo en Villar, cerca de Madrid, y han colocado a su marido que andaba algo deprimido por falta de ocupación. Naturalmente ha debido olvidar que ella se manifestó en contra de su construcción. Me pregunto que he hecho mal, y que están haciendo mal los democratas, los que queden capaces, para enmendar esto. No es facil, lo admito,pero tampoco imposible.No es cuestión de socialismo o capitalismo, no al menos en el escenario que veo, es una confrontación entre libertad o sumisión, democracia o partitocracia, sociedad civil o un sistema populista, clientelista, ineficaz y corrupto. Ese es el reto, un frente común, a semejanza del 14 de Abril, que integre esos anhelos tan necesarios como legítimos.

     
  3. Mikel

    15 setembre 2012 at 13:19

    Los inmigrantes aun estado desempleados, son rentables económicamente para las arcas públicas. Consumen, pagan IVA…
    Según la ONU, necesitamos 150.000 nuevos inmigrantes al año para equilibrar nuestra envejecida pirámide demográfica.

     

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Canvia )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Canvia )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Canvia )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

 
Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 9.738 other followers

%d bloggers like this: