RSS

Los “ahorros” caníbales y el maltrato a personas enfermas

24 ago

La administración neoliberal de la sanidad (PP y CiU) está de enhorabuena: muchas personas enfermas ya están dejando de tomar los medicamentos, lo que supone parte del ahorro que buscaban. Que, a la larga, será completo, porque la gente enferma, sin la debida atención ni tratamiento, moriremos antes y también podrán “ahorrarse” las pensiones para seguir entregando fondos a manos llenas a los bancos estafadores y usureros:

Tres ejemplos de “ahorros caníbales” que suponen un auténtico maltrato a las personas enfermas:

 

“Ahorro” por precariedad:

En el diario Informaciones de Alicante, personal sanitario alerta del abandono de tratamientos. La razón era simple: las personas enfermas no pueden hacer frente a la compra de las medicinas. El REpago más, a partir del 1 de septiembre, el «medicamentazo» por el que 417 fármacos de uso frecuente quedarán sin financiación del Sistema Nacional de Salud afecta de lleno el bolsillo de los pacientes, especialmente de los más mayores, que por vez primera tienen que pagar por las medicinas que se les receta en el centro de salud. Médicos de familia y farmacéuticos advierten de que ya se están detectando en la provincia de Alicante casos de pacientes que están abandonando sus tratamientos ante el rechazo o la imposibilidad de pagar por los medicamentos. «Vienen algunas personas con recetas y cuando les comunicamos el importe total nos dicen que quitemos algunos fármacos para que la cuenta les salga más barata», señala una farmacéutica de la zona del Cabo Huertas, en Alicante.

En las consultas, la situación se repite. Muchas preguntas y peticiones de cambio de medicación por otra más económica está atendiendo también Javier Blanquer, responsable de Comunicación de la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria y facultativo en un centro de salud de Alicante. «Me preguntan si se pueden dejar de tomar las pastillas, si es grave suspender el tratamiento…». Lo importante, añade Blanquer, «es explicar al paciente la importancia de que no incumplan los tratamientos de una forma brusca, por que tal vez al principio no lo noten, pero a la larga les puede pasar factura».

“Ahorros” de vergüenza ajena (y que demuestran el cinismo y crueldad de quienes los promueven:

1) Hace unos meses supimos que Angustias Cobo, una mujer de 67 año, vive sin piernas desde que se las amputaron a los 23. Fue noticia (tristemente) porque le retiraron su pensión porque ha mejorado mucho, según la Generalitat Valenciana. Hace 11 años le reconocieron “grado de minusvalía del 75%” y cuando entró en vigor la Ley de Dependencia, la Conselleria de Bienestar Social estableció que tenía una dependencia de “grado 3 y nivel 1″, de las consideradas “severas”. Desde entonces cobra 416 euros al mes, según informa el diario Levante.  “Siguen sin crecerme las piernas”, bromea Angustias, pero la Administración valenciana se atreve al maltrato de afirmatr que su situación ha mejorado de forma notable, cuando en una década lo que realmente ha sucedido es que su estado de salud ha empeorado por la edad y la osteoporosis.

2) Esta misma semana, el Govern dels Millet sigue la amarga farsa.  La Generalitat ha retirado la pensión no contributiva de 104 euros que cobraba una mujer de más de 70 años que se encuentra ingresada en un centro sociosanitario donde se recupera de un ictus. Su marido recibe una pensión de 570 euros con la que deben hacer frente a los gastos de alquiler y de la casa, más los alimentos y los REpagos sanitarios.

El día de Navidad, la mujer sufrió un ictus y la tuvieron que ingresar en el Hospital del Mar, y desde hace dos meses está ingresada por rehabilitación. A finales de julio, la Generalitat le hizo saber por carta que ya no tenía derecho a percibir los 100 euros mensuales y que el matrimonio debe devolver a los 208 euros correspondientes a las pagas de junio y julio. Al parecer, no se trata no es ni una excepción ni fruto de un error administrativo: se ampara en una ley de 2006 aprobada por el govern anterior según la cual una persona que vive en un centro sanitario o una residencia, siempre que sean públicos, no tiene derecho a cobrar una pensión no contributiva. Tampoco aquellos que viven en las cárceles. ¿El argumento? Que estos centros ya les dan de comer y cuidan de ellos. Al parecer, fuentes de la Conselleria de Benestar Social i Família declaran que deben retirar la ayuda o podrían “ser investigados por despilfarro de dinero público”. Más información en La Sexta.

“Ahorro” como protesta (que sinceramente deseo que Carmen abandone pronto):

Oigan a Carmen, de Barcelona, pensionista que ha superado tres tratamientos de cáncer y que lleva 5 años en tratamiento por parkinson, protesta con una huelga de medicamentos en favor de una sanidad pública, universal y de calidad y en contra de los recortes sanitarios y los diversos co-pagos en las medicinas:

 
5 comentaris

Posted by a 24 agost 2012 in Salut

 

5 responses to “Los “ahorros” caníbales y el maltrato a personas enfermas

  1. familia de 3 hijos (@familiade3hijos)

    28 agost 2012 at 14:06

    Yo acabo de vivir una experiencia surrealista con el suministro de oxígeno a mi madre, que depende absolutamente de él para vivir las 24h. ¡Recortes en situaciones de vida o muerte! ¡Es alucinante que hayamos llegado a esto!

     

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Canvia )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Canvia )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Canvia )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

 
Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 10.085 other followers

%d bloggers like this: