RSS

La revuelta de las batas blancas en Portugal

26 jul

En un artículo titulado “Por la dignidad de la enfermería y la salud de los portugueses. La revuelta de batas blancas” se explica una acción de protesta del Sindicato de profesionales de la enfermería de Portugal: para hacer frente a unas condiciones de trabajo sin derechos que les obligan a emigrar en muchos casos, el personal de enfermería montó un “hospital de la protesta” en el centro de Lisboa, sacando a la calle su indignación y recibiendo a cambio grandes muestras de solidaridad por parte de la población.

El desencadenante de la acción fue la negativa de varias enfermeras a firmar contratos con una remuneración tan baja que consideran una ofensa, y piden a sus colegas que se sumen. La lucha no es nueva, como tampoco lo es la de los médicos y otros trabajadores de salud, que unen sus protestas a las de los usuarios en un grito de rebeldía y exigencia de cambio.

La subcontratación del personal de enfermería forma parte del ataque del Gobierno portugués al Servicio Nacional de Salud. La lucha por la dignidad de la profesión tiene por tanto también como objetivo proteger la calidad de la sanidad pública. Estas dos ideas se pusieron claramente de relieve durante la mañana del pasado viernes, a iniciativa que la SEP/CGTP-IN, con el fin de acercar a la población las razones de la protesta de las enfermeras que denuncian la subcontratación de profesionales, a través de ETT’s, a 3,96 euros la hora.

En la concentración se instaló un “hospital de campaña”, donde a decenas de personas se les tomó la presión, se midieron los niveles de glucosa y se les asesoró sobre normas de alimentación sana y de vida. Representantes del sindicato explicaron a los periodistas que el acto trataba de demostrar simbólicamente que las enfermeras son capaces de proporcionar servicios de forma gratuita, pero que exigen al gobierno poder ejercer su profesión con dignidad.

También sobre la situación del sector de la salud en Portugal, en Acta Sanitaria  podemos leer  que, “hasta ahora, habían sido, sobre todo, los usuarios del SNS los que se habían quejado de los recortes anunciados por el actual gobierno conservador para el sector público de la sanidad. En enero del año pasado se subió el copago, que duplicó en algunos servicios, como las urgencias en los hospitales, que pasaron de nueve euros a 20 euros. Además, se han reducido los servicios de urgencias de algunos hospitales y se ha anunciado el cierre de la principal maternidad de Lisboa. En muchos centros de salud han faltado los materiales más básicos, por lo que los pacientes tienen que ser reencaminados a los hospitales. Y también escasea la sangre en los hospitales porque desde que los donantes dejaron de estar exentos de copago han bajado considerablemente las donaciones. De hecho, ésta ha sido la tendencia de los dos últimos años, desde que empezaran los recortes en el SNS, con el anterior gobierno socialista, que fue el encargado de cerrar varias maternidades y centros de salud en varias localidades portuguesas (en el Alentejo las mujeres lusas van a dar a luz al hospital de Badajoz). Pero ahora, son los médicos los que le reclaman al ministro luso, Paulo Macedo, que defienda la sanidad pública.”

Seguir leyendo,en Avante.pt. y en Dempeus per la salut pública.

 
1 comentari

Publicat per a 26 juliol 2012 in Europa, Salut

 

Etiquetes: ,

One response to “La revuelta de las batas blancas en Portugal

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Canvia )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Canvia )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Canvia )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

 
Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 9.751 other followers

%d bloggers like this: