RSS

Desfalco sanitario al paso de la oca

27 abr

Con el  RD-Ley 16/2012 de 20 de abril, de “medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones”, el Gobierno del PP nos obliga a un viaje en el tiempo elimina, de un plumazo, conquistas fundamentales en derechos de ciudadanía.  Lo escandaloso de medidas que instigan y fomentan la xenofobia, los injustos recortes que castigan a las personas en situación de mayor debilidad, la  amenaza de indefensión y privación de servicios con la inaccesibilidad a medios fundamentales como el transporte hospitalario no urgente si no es previo REpago, no pueden eclipsar la magnitud del incivismo ni lo retrógrado de la propuesta.

Hace tiempo hablé de “la segunda muerte de Ernest Lluch” cuando en  Catalunya se atentó de forma pionera  en España (Lluch tampoco es profeta en su tierra, y menos si Boi Ruiz es el conseller de Sanidad) a la consecución de un sistema de salud público universal de salud. Ahora la ministra  que quiere enterrar definitivamente la universalidad en sanidad iniciada por Ernest Lluch es Ana Mato, entre cuyos méritos más destacables figura su capacidad para no advertir que desde la trama Gurtel le están poblando, con vehículos de muy alta gama, el garage familiar.

Lo que ahora el gobierno del PP nos propone, con igual destaro, es de hecho un retroceso fundamental en derechos de ciudadanía al hacer depender de nuevo el derecho a la atención sanitaria pública, como en tiempos de la Seguridad Social creada por el franquismo, de relaciones laborales por cuenta de terceros (o propias), recuperando en el “asegurado”  algo así como la figura del “cabeza de familia” como fuente de acceso a la sanidad pública para los hijos menores de 26 años (o mayores de esa edad si se acredita un grado de discapacitación igual o superior al 65%), su pareja debidamente legalizada o su expareja, siempre que “dependa económicamente” del asegurado. ¡Imaginen en las separaciones con violencia de género lo “oportuno” de esta dependencia para tener acceso a la sanidad pública! Por tanto, el Decreto/Ley incorpora un sesgo jerárquico y machista impropio de una sociedad de personas iguales, recuperando en gran medida la figura del patriarca que “gana el pan” (“el asegurado”)  y la del (“beneficiario”) que depende de lo que equivaldría al “jefe de familia” para su bienestar económico y para el acceso al sistema de salud.

Junto a la desaparición de los derechos de ciudadanía por derechos derivados de situación laboral, con un claro sesgo de género, reaparece el carácter de la beneficencia al que se podrán acoger todas las personas con nacionalidad española, o extranjeros residentes o “titulares de unas autorización para residir en España”, “siempre que acrediten que no superan el límite de ingresos determinado reglamentariamente”.

Desaparecido el ciudadano como sujeto de derecho, en el DL. se considera imprescindible  regular la condición de asegurado, como condición previa a partir de la cual  (en tiempo verbal de futuro)  “se podrá garantizar una asistencia publica gratuita y universal”… ¡Una asistencia pública universal que ya tenemos hasta que se ha puesto en vigor el D.L! .  Y así, serán “asegurados” pues (y tendrán derecho a asistencia sanitaria con cargo a fondos públicos) quienes formen parte de la población activa (personas empleadas por cuenta propia o ajena o en paro), los pensionistas,  quienes acrediten su condición de “beneficiario” por su relación de dependencia, quienes acrediten su falta de medios. El estatuto de “beneficiario” tendrá una relación efectiva similar. Finalmente, se podrá acceder a la asistencia sanitaria pública mediante el pago de contraprestación o cuota derivada de un convenio especial…. Y aquí convendrá leer atentamente la reglamentación que acompañe la medida, porque de hecho puede significar una mayor apertura hacia  mutuas privadas (o seguros privados) para que sigan colonizando el servicio público de salud.

Insisto en la necesidad de leer con atención, puesto que el retroceso de la universalidad entendida como un derecho ciudadano fundamental, se expresa claramente en el propio texto del D/L cuando dice textualmente, que lo que era en anteriores disposiciones legales un sistema de salud “universal”,  pasa ahora a tener “vocación universal” (2ª.linea Decreto)….  Y por los artículos y disposiciones que siguen, creo que cabe dudar, con sobrados motivos, de dicha “vocación universal”.

El texto del DL no escatima en tópicos. Por ejemplo, se justifica la pérdida de eficacia, descoordinación, “insostenible déficit” por el diferente comportamiento de las CC.AA. al administrar los sistemas de salud, aduciendo que  pone en peligro la cohesión territorial y la equidad. Sin embargo, lo vago de las amenazas más parecen tender a una neo-centralización en clave de privatización impulsada  desde el Partido Popular que a una fiscalización de las políticas nada claras de subcontratas, externalizaciones, corruptelas y presuntas o probadas prevaricaciones. Nada en el DL induce a pensar que se quiere acabar con las situaciones de malversación privada de recursos públicos, ni con la opacidad y el  fraude.   Y otro tópico que no se escatima es el que conduce a los manidos  argumentos culpabilizadores al hablar del envejecimiento de la población, del coste acrecentado de incorporar las innovaciones sanitarias, y del abuso de los medicamentos que llegan a causar incluso problemas en el medioambiente….

Lo decía ya antes pero me parece importante recalcarlo en un punto propio: El agravamiento en las condiciones de CO-REPAGO, con la exclusión de prótesis y productos por determinar, la introducción del REPAGO en servicios ambulatorios fundamentales como el transporte asistido para diálisis, tratamientos invalidantes, etc., va a significar la pérdida de servicios y medicamentos fundamentales a personas que los necesitan para su salud y bienestar, en tanto supondrá una carga burocrática costosa e ineficaz por la complicada (e injusta) aplicación de los distintos tramos de Repago, incluido el Repago con que se grava a pensionistas y la fórmula (todavía por concretar) en que se efectuará la devolución de los límites de gasto permitido (pero siempre en contra de la persona enferma).  Y finalmente, la inaceptable exclusión de las personas que no puedan acreditar su residencia significa un auténtico atentado a la salud pública. No sólo los servicios de urgencias van a acusar un impacto desmedido que agravará las condiciones de atención del resto de la población que precise dicho servicio, sino que sitúan al servicio de Urgencias en la imposibilidad de tratar una enfermedad que requiere unos días de control en su evolución y resolución  (ej.: neumonías, traumatismos con rotura, etc.)

Es importante, urgente y absolutamente imprescindible que se de a este DL atentatorio de los derechos y de la salud la respuesta que se merece. No podemos aceptar viajes a un pasado sexista, homófobo y fascista, cuando apostamos por un futuro de mayor equidad, libertad e igualdad para las generaciones futuras.

 
4 comentaris

Posted by a 27 abril 2012 in Salut

 

Etiquetes: , , ,

4 responses to “Desfalco sanitario al paso de la oca

  1. Toni Barbarà

    27 abril 2012 at 12:21

    Da la impresión que el personal no se está dando cuenta, suficiente y proporcionada de lo que cae. Con tanta avalancha de “des/informaciónes” varias, (renuncio a la lista pero dejo algún botón de muestra: el Rey Borbón, o el futbol. futbol, o futbol, por ejemplo) va colando sin una verdadera reacción popular de autodefensa inmediata e insurgente, lo que ya sin maquillajes supone la LIQUIDACIÓN DELS SISTEMA PÚBLICO DE SALUD y sanidad. Así de brutal y de lacónico. Àngels tiene toda la razón y nos advierte, REadvierte, en esta ya habitual y excepcional lucidez suya: O nos defendemos con uñas y dientes, y los derecchos que son nuestros….o acaban con todo y con tod@s. Como decían por los madriles de otro mes de mayo “Que se nos los llevan !!!” Nuestros derechos, cívicos, democráticos y sociales, digo !! Salud !! Toni Barbarà

     
  2. Zana

    27 abril 2012 at 13:54

    Me aterra las cosas que cuentas, que no por esperadas o sabidas acongojan menos. Pero me da aún más miedo ver como el Pueblo sigue inmerso en ese sopor idiotizado, hasta tal punto idiotizado que ni siquiera son capaces de defenderse, ni siquiera son capaces de reconocer a quien les está robando, ni de rectificar. Cuando entonan el “culpables ” lo hacen poniendo el “todos son iguales” por delante…y así nos va. Es su manera de autotranquilzar la conciencia.
    Sobre E. Lluch, el PSOE y la privatización de la sanidad ya sabes mi opinión, aunque a Lluch no le dejo de reconocer sus aportaciones, pero creo que a partir de la 15/96, lo comido por lo servido.
    Saludos y gracias

     

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Canvia )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Canvia )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Canvia )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

 
Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 10.337 other followers

%d bloggers like this: