RSS

Obligats a portar-se bolquers, tovalloles, i medicines a l’Hospital

Els fets han passat a l’Hospital Comarcal de l’Alt Penedès, però dissortadament no és l’únic centre de la sanitat pública que obliga a que les persones malaltes o els seus familiars es facin responsables de queviures o material imprescindibles pel benestar o, fins i tot, per curar-se. Segueix i creix, amb les retallades i l’externalització de serveis bàsics com el de cuina, un engany intol.lerable per la salut pública: pretendre que la qualitat del menjar, la cura en la higiene, la bona simbiosi de “curar i cuidar” NO és fonamental en l’atenció médica NI per la recuperació de les persones malaltes. Un disbarat terapeutic per justificar unes retallades indignes i molt perilloses, mentre els serveis que es privatitzen, com els de cuina, no amaguen que el que els importa és el seu benefici i no el benestar i la seguretat dels pacients, com ja s’ha documentat en altres casos, i ara, a Vilafranca.

image
Llegim a XarxaPenedès.cat que el fill d’un usuari de l’Hospital Comarcal de l’Alt Penedès es nega a portar el que li exigeixen des de la direcció per atendre el seu pare. Finalment l’hospital ha cedit davant de la denúncia.

Ni bolquers ni tovalloles ni les gelatines que ha de prendre enlloc d’aigua. El David Granado ha dit als responsables de l’Hospital Comarcal de l’Alt Penedès que no pensa portar tot això que li diuen des de la direcció del centre mentre el seu pare hi estigui ingressat. I també els ha dit que si es troba que no atenen bé al seu pare, encara l’armarà més grossa.

I la queixa, la denúncia, ha tingut èxit: “Ara al meu pare li estan donant a l’hospital les gelatines que necessita, i el netegen i el tenen ben atès sense que haguem portat de casa tot el que ens deien. Però això és perquè la he muntat ben grossa; sinó ho fas així, ningú et fa cas”.

image
Gelatina florida que han donat al pare de David Granado a l’Hospital de Vilafranca

Tot això ho ha explicat David Granado per telèfon a Xarxa Penedès, però tot just quan va acabar de penjar, torna a trucar indignadíssim: “La gelatina que li han portat al meu pare per sopar està florida!”. I aquesta és la fotografia de la gelatina ben poc saludable, per testificar-ho.

Cal portar-s’ho tot de casa

El pare de David Granado va ingressar el dissabte 26 de juliol a l’Hospital de Vilafranca amb una bronco-aspiració. A més, pateix alzheimer, per la qual cosa no contra l’epiglotis i no pot prendre aigua ni cap tipus de líquid, perquè aniria a parar als pulmons. És per això que pren entre 8 i 10 gelatines sense sucre per hidratar-se cada dia (és la quantitat que li va recomanar el seu metge de capçalera perquè es correspon a un litre i mig d’aigua al dia, ja que necessita molta aigua perquè a més està operat de la pròstata).

La cuina de l’hospital, que està en mans privades (com la gestió sencera del centre), li van dir un cop havia ingressat que només li donarien tres gelatines al dia: una amb cada àpat. I que la resta de gelatines li havien de portar els fills de casa.

Davant d’això, el David Granado es va indignar i va voler posar una reclamació per escrit a l’hospital. La resposta va ser que la resta de pacients tampoc els donen aigua embotellada, i que si la volen se l’han de portar de casa.

La indignació de David va anar creixent quan també li van dir que s’havien de portar de casa la pastilla que pren per la pròstata, els bolquers, les tovalloles i el sabó per rentar-se.

“Mai ens havíem trobat amb una situació així”

Xarxa Penedès varen parlar amb David, que està realment enfadat: “És vergonyós que la gent hagi de portar bolquers i tovalloles. Mentre el meu pare està ingressat, l’hospital és el responsable que no li falti res del que necessita”. Afegeix que va parlar amb la supervisora, que li va dir que era la política del centre i que tothom s’ha de portar la seva aigua. David Granado s’exclama: “I si una persona té problemes renals i no es pot comprar l’aigua, també li donen aigua de l’aixeta?”

Granado ens explica que les gelatines que necessita el seu pare costen 80 cèntims el pack de quatre. I continua: “Tinc la desgràcia que el meu pare fa temps que està malalt i hem visitat molts hospitals, sobretot Bellvitge, i mai ens havíem trobat amb això que ara estem vivint a Vilafranca”.

El pare de David Granado ha treballat des que tenia 14 o 15 anys, i ho ha fet tota la vida fins que es va jubilar als 65. Ara en té 84 i el seu fill exigeix que el cuidin bé. Però no només a ell, sinó a tothom que hagi de ser atès als hospitals públics. I afegeix: “El meu pare té la sort de tenir uns fills que ens preocupem per ell, però què passa amb un pobre senyor que ve sol? Com s’ho ha de fer amb l’aigua, els bolquers, les tovalloles?”.

El David, al final, remarca que l’atenció del personal de l’hospital ha estat meravellosa i que la seva queixa va a la direcció del centre, que considera que és “una vergonya”.

 
Deixa un comentari

Posted by a 30 juliol 2014 in Salut

 

Etiquetes: , , ,

Margarita Robles y otras reacciones al fraude pujolista

imageLa magistrada del Tribunal Supremo Margarita Robles, que formó parte del tribunal que archivó el caso de Banca Catalana, ha recordado que solo ocho magistrados, entre ellos Robles, pidieron el procesamiento de Pujol –motivo por el cual recibieron “grandes críticas”– y considera que “el tiempo pone las cosas en su sitio”.

Según ha precisado la magistrada, la declaración hecha estos días por Pujol sobre unos hechos que evidencian, a su juicio, “una conducta insolidaria hacia la ciudadanía y un engaño sin paliativos hacia la misma”, le traen a la memoria el procedimiento seguido en su día ante la Audiencia Territorial de Barcelona, de la que ella era entonces parte integrante como magistrada de la Audiencia Provincial de Barcelona. Concretamente, Robles reivindica “el gran trabajo” realizado por los fiscales Carlos Jiménez Villarejo y Jose María Mena: “Parece que en este caso se ha hecho realidad aquello de que el tiempo pone las cosas en su sitio y por eso creo que es imprescindible reivindicar ahora el gran trabajo hecho por los fiscales Carlos Jiménez Villarejo y Jose María Mena que fueron ferozmente criticados por la querella detalladísima que presentaron respecto a actuaciones desarrolladas en Banca Catalana”.

También indica que es el momento de “hacer autocrítica y reconocer los errores que pueden cometer en ocasiones los tribunales de Justicia”. Según precisa, solo ocho magistrados de los componentes del Pleno formularon entonces Voto particular, entendiendo que “procedía el procesamiento de Jordi Pujol, por hechos que treinta años después se han manifestado en los términos en que lo ha hecho”. Y recuerda que por ello recibieron “grandes críticas por lo que algunos consideraban ataques a Catalunya”.

No es extraño que todavía le duela la reacción “oficial” catalana a la Magistrada: en el blog de un “arqueoleg glamurós” apasionado por la historia, podemos leer:

“El 31 de Mayo de 1984 una masa muy enfadada de Consellers, Regidors o simples Caciques, y simpatitzantes, con comparsas de su muleta y fiel palangana ERC, se manifestaron desde Plaça Sant Jaume hasta el Parlament para pedir que la justicia no investigase y dejase impune la corrupción del patriarca nacionalista Jordi Pujol, por el caso de Banca Catalana, desde donde habían desaparecido centenares de millones de pesetas. Se dedicaron a gritar y agredir con insólita violencia a diputados del PSC i del PSUC. Nadie fue detenido, a diferencia del Sitio al Parlament de 2011. Pujol se dirigió a la masa de seguidores lobotomizados que esperaban sedientos las palabras de su Mesías:

“Somos una nación, somos un pueblo y con un pueblo no se juega. A partir de ahora, cuando alguien hable de ética y moral seremos nosotros”

(Seguir leyendo aquí. Y no se pierdan tampoco los “mil demonis” que se llevan a Lluis Bosch)

imageEste recuerdo de la historia de la infamia catalana sólo debe servir para ayudarnos a crecer y madurar. Si todavía alguien idealizaba la burguesía dirigente catalana (después del “affaire” del Palau de la Música) es hora de que entienda que los pozos de aguas negras no pueden irse llenando infinitamente con corrupciones “nostradas”, y deben vaciarse por salud pública. Pero, en este caso, no para volverse a llenar, sino para que fluya financiación pública, limpia y transparente para nuestra sanidad, para el personal docente, para las personas con discapacidad… Para que pueda cuidarse y atenderse a todas las personas que lo necesitan. Porque es su derecho, nuestro derecho, vivir en una sociedad honesta, y en la que nadie se sienta abandonado o se le niegue atención o medicinas. Y para eso hay que acabar con la corrupción y la mentira, y mandar a nuestro basurero particular todos esos los prohombres del país a los que sólo les interesa engrosar sus cuentas en paraísos fiscales. Para ellos, el pueblo sólo cuenta para que puedan subirse a sus espaldas, y así parecer más altos…

La vertiente bufa de todo el fangal la encontramos en la carta parafraseada con la que nos deleita hoy Juan J. Tortosa en Público, no apta para la hinchada fundamentalista convergent. Pero, al fin y al cabo, una sonrisa siempre puede ser signo de inteligencia… Y volviendo a lo “serio”, Margarita Robles espera que los años transcurridos y los “errores que hay que lamentar”, no impidan las respuestas políticas, sociales y judiciales que en aquel entonces no se supieron o pudieron abordar y que “a lo mejor hubieran impedido conductas que tuvieron lugar” y que rechazaron.

Más trascente todavía, Valentí Puig, cree que el de Pujol no es un final inmerecido o injusto. “Al contrario, la dilación en el reconocimiento de la falta acumula toda la irresponsabilidad moral y política legitimada a partir de una idea heroica de la Cataluña irredenta, excepcional e intransferible. Montesquieu hablaba de la virtud como principio fundacional del gobierno y de la vida pública. Era la virtud, pero no referida a una cualidad moral de los individuos, sino al respeto de las leyes, porque “cada ciudadano debe tener con el bien público un celo sin límites”. Ciudadano Pujol: Algo huele a podrido en su Cataluña.”

Por mi parte, espero que cada vez seamos más las personas en Catalunya que rechacemos el pensamiento mágico, las fórmulas simples, el culpabilizar de manera tan infantil como acéfala a los demás de lo que nos pasa, y nos alejemos de los mitos de pies enfangados. Espero que seamos capaces de decidir un futuro sin falsas coartadas, un mañana solidario y digno.

 

Etiquetes: , , ,

Una propuesta de mínimos por la soberanía sanitaria

Originally posted on Dempeus per la salut pública:

Una propuesta de mínimos por la soberanía sanitaria

Angels Martínez Castells y Sergi Raventós Panyella
Fundadores de Dempeus per la Salut Pública

Quatre Dempeus: Àngels, Toni, Elena i Sergi,

Diversos activistas, universitarios y profesionales relacionados con la salud y la sanidad han elaborado un Manifiesto que es, en cierto sentido, una respuesta al documento presentado por la sectorial de salud de la Asamblea Nacional de Catalunya (ANC). Aunque no es la primera crítica que suscita dicho documento, en el Manifiesto “Por el derecho a decidir también nuestra salud y el sistema sanitario de Catalunya” —que se encuentra en la actualidad en proceso de difusión y recogida de firmas— sí se ofrece un programa alternativo de soberanía sanitaria.

Las personas que han elaborado y firman el Manifiesto consideran fundamental que no se confunda la soberanía con el interés particular del mundo empresarial privado de la sanidad, como demuestra el hecho de que el documento de la ANC fue presentado por Helena Ris, actual directora general de la Unio?n Catalana de Hospitales…

View original 1.175 more words

 
 

Es tiempo de respuestas más duras y más comprometidas

imageEn otro de sus reportajes imprescindibles, Jessica Mouzo Quintans recoge las declaraciones de la Coordinadora de entidades del SAP Muntanya, integrada en la PDS y formada por 12 asociaciones vecinales y sindicatos sobre derivaciones de enfermos de la pública a la sanidad privada. Según la propia dirección del hospital, desde principios de año ya suman 575 las intervenciones con tiempo límite de espera que se “traspasaron” al Hospital del Sagrat Cor, de titularidad privada, lo que significa un 12% de la lista de espera en artroscopias (20 pacientes), otro 20% de las intervenciones de rodilla (unas 90), más un 10,5% de las de juanetes (15 operaciones) y finalmente un total de 450 cataratas (que corresponden al 21% de la lista de espera de esta patología). Ya ven ustedes, intervenciones no especialmente complicadas, de las que la sanidad privada agradece. Por ello, el médico Josep Martí, ex director asistencial del Vall d’Hebron y miembro de la Coordinadora del SAP Muntanya, y uno de los redactores del Manifiesto por el derecho a decidir nuestra salud y el sistema sanitario de Catalunya, afirma que “estamos asistiendo a una privatización encubierta por la vía de los hechos”.

También la Junta de Personal del Hospital de Bellvitge denuncia la desaparición de “unos mil pacientes de la lista de espera” entre junio y julio. “No puede ser que se deriven operaciones a otros centros cuando Bellvitge tiene capacidad para asumirlo. Que doten de recursos y presupuesto a este hospital público en vez de mandarlos a la privada”, explicó la delegada de Metges de Catalunya, Teresa Fuentelsaz.

imagePero así impone también Boi Ruiz la privatización, que quiere manener lo más oculta posible, y que una mayoría parlamentaria esta semana, gracias al pacto PSC-ERC, no se atrevió a condenar. Tiene sentido, pues, lo que ha escrito Carlos Jimenez Villarejo, ex-fiscal anticorrupción, en el blog de Dempeus y que en parte transcribo aquí. Jimenez Villarejo opina, con su solidaridad y apoyo a los pacientes, usuarios y familiares de la sanidad pública y en concreto de Bellvitge, que no se trata de hechos nuevos, sino “la consecuencia, esta vez ante una ejemplar rebeldía ciudadana, de las políticas neoliberales y, por tanto, de reducción y privatización de la sanidad publica, como lo han acreditado las actuaciones de colectivos sanitarios y de Cafeambllet. Ya meses antes, Boi Ruiz y su equipo directivo fueron denunciados ante la Fiscalía y el Tribunal Superior de Justicia,por muchas razones. La principal, la imposicion arbitraria e injusta,en favor de sus intereses privados-de donde procedían-de una privación a los ciudadanos de un derecho cívico fundamental, como es el derecho a la salud. Denuncias que fueron rechazadas. La impunidad que les otorgó el carpetazo a dichas denuncias ha estimulado su respuesta actual, que está llevando los hospitales, por imposicion de los políticos irresponsables,a “denegar la asistencia sanitaria” a muchos pacientes, otra forma de delito que equivale a acentuar el desamparo y desasistencia clínica de los mismos.”

Jimenez Villarejo, que ayer fue personalmente a manifestar su solidaridad con la #rebeliónBellvitge sugiere que más que reprobaciones destinadas a no salir adelante, es tiempo de superar las estrechas vias parlamentarias y formular “una querella criminal contra esos responsables del hundimiento de la sanidad pública en Cataluña”, como la que hace tiempo planteó ICV, por fraude fiscal, contra Emilio Botín y todo su equipo del Grupo Santander. En opinión de Carlos Jimenez Villarejo, el “estado actual de la sanidad publica exige a la izquierda respuestas más duras y más comprometidas. Lo demás, una vez que pasan los primeros momentos, se convierte en superfluo. Los ciudadanos y, sobre todo, los pacientes de Catalunya no lo merecen. Está en juego su salud y su dignidad, antes que promesas controladas, que no se olvide, por la derecha nacionalista.”

Y vistos los últimos “descubrimientos” sobre cuentas en Suiza de quien lideró durante tantos años esta derecha nacionalista (y que tanto persiguió a Carlos Jimenez Villarejo por hacer bien su trabajo en la Fiscalía) las recomendaciones de quien salió elegido eurodiputado por PODEMOS cobran (si es que hacía falta) mayor sentido.

 

Etiquetes: , , , , , , ,

Opiniones apasionadas s/Núria de Gispert, nuestra Andrea Fabra

Núria de Gispert: una aristócrata sinvergüenza en el Parlament de Catalunya

· Por Albano Dante Fachin Pozzi

imageEsquerra Republicana de Catalunya dio ayer –otra vez– todo su apoyo para que CiU siga su plan de privatización sanitaria. Un plan hecho a medida de las mutuas y los hospitales privados que Boi Ruiz representaba antes de ser consejero de sanidad. Todos los partidos votaron a favor de reprobar el consejero Boi Ruiz. Excepto CiU y ERC.

Este era el guión de la obra. De que el escenario tuviera el mismo nivel asqueroso se encargó la presidenta del Parlamento, Núria de Gispert, de CiU. La cosa pasó más o menos así: Poco antes de la votación, fue el turno de palabra de la diputada de CiU Meritxell Borràs. Su intervención comenzó compadeciéndose de Boi Ruiz:

“Consejero, ya ve … este verano, le ha tocado … cada año hay un tema, y este año corresponde a la sanidad”.

Como diciendo: “Ya ve consejero, estos del pueblo, siempre tocando los cojones …” Así comenzó Borrás una intervención burda, baja y tramposa. Una intervención de aquellas que ayuda a recordar que CiU es la sucursal catalana del PP más reaccionario, casposo y faltón. La misma derecha soberbia –y corrupta– que va por el mundo y por los parlamentos dando lecciones. Lo pueden ver aquí ustedes mismos. Son sólo 3 minutitos:

VÍDEO

Mientras Borrás vomitaba su ataque –que en el fondo no es más que la demostración de que CiU ha perdido completamente los papeles en el ámbito sanitario– varios usuarios y trabajadores del Hospital de Bellvitge escuchaban desde la tribuna de invitados .. Hasta que no pudieron soportar más y, entre gritos, abandonaron el recinto. Aquí pueden ver los hechos:

VÍDEO

Son 38 segundos que hablan por sí mismos, pero me gustaría poner la atención en el segundo 35 cuando la Presidenta del Parlamento –la máxima figura de representación institucional después del presidente– dice:

“Es vergonzoso, eh, invitar a esta gente …”

Y volvemos a recordar que CiU es lo mismo que aquel PP que se levanta de los plenos para no escuchar a los padres con cáncer, es lo mismo que aquel PP que grita “que se jodan” y que se ríe de los que pierden sus casas.

Porque “esa gente” a la que se refiere Núria de Gispert –tataranieta de Dorotea de Chopitea– es gente que conozco. Es gente que lleva 2 años montando cada miércoles una parada en la puerta del Hospital de Bellvitge para ayudar a las personas que sufren en las listas de espera que soporta el pueblo.

Unas listas de espera que la señora de Gispert no sufre. Ni ella ni su familia, desde hace varias generaciones. Porque a pesar de que cobra un sueldo público desde el año 80 –pagado por “esta gente”– Núria de Gispert pertenece a la aristocracia más rancia donde además de Dorotea de Chopitea, encontramos caballeros vascos, industriales metalúrgicos, cónsules en las Indias y uno de los 3 fundadores del Banco de Barcelona, en el siglo XIX. Una familia de la calle Moncada y, más tarde, de palacio señorial en el Eixample. Una familia de negocios financieros y de caridad cristiana que fundaba hospitales que hoy son propiedad de la multinacional CAPIO, a la que el partido de la señora De Gispert no para de dar contratos. Esta es su gente, no “esta gente” que vive en Hospitalet y lucha por tener médicos y camas de hospitales para sus hijos.“Esta gente” que quiere derechos y no la caridad de la aristocracia corrupta no es la gente de De Gispert.

image

Una aristócrata sinvergüenza. Esto es lo que es Núria de Gispert y Catalán. La que dice que invitar a “esa gente” en el Parlamento es una “vergüenza”. La que no entiende cómo dejan que “esta gente” ensucie la honorabilidad del Parlamento por donde se pasea impune su compañero de partido, el diputado imputado Xavier Crespo, que aún no ha explicado dónde están los 2,4 M € de euros que desaparecieron de los hospitales de Blanes y Calella, ni sus relaciones con la mafia rusa.

Ver a esta gente “tan ufana y tan soberbia” al frente de un país es indignante. El único consuelo que queda es que cuando la aristocràcia –la casta de la caspa– pierde el norte y la vergüenza, tiene los días contados. No tienen pan “esta gente”? Pues que coman pasteles!

Y ERC votando a favor de Maria Antonieta!

 

La reprovació a la política sanitària i a un tripijoc indecent: “Artur Mas: sereu jutjats”

boi_ruiz_marina_geli_240 Ahir la tarda molta gent a Catalunya que seguia el debat parlamentari sobre llistes d’espera, transparència al sector sanitari, derivacions, corrupció i finalment, la reprovació a Boi Ruiz que va presentar el grup d`ICV-EUIA, en un moment o altre, va perdre els nervis. No sols pel vot injustificable d’ERC “salvant” a un personatge que no s’ho val, en Boi Ruiz, que no es quedaria pas a l’atur si desapareix de la Conselleria (la privada ja deu tenir les seves portes ben obertes) sinó per tot el que s’amagava. Quin valor tenen (segurament més pel que callen) personatges com Xavier Crespo o Boi Ruiz, que s’han de “protegir” com si fossin espècies en extinció?

imageEl cert és que la sessió d’ahir al Parlament va ser com anar a passejar per un galeria de retrats que poc a poc esdevenien caricatures grotesques: La diputada del PP i l´infranivell de la seva intervenció (el més “ric” del seu discurs parlamentari va ser el dubte en la tria entre “anar a missa o repicar” o “fer la puta i la ramoneta”) o la diputada de CiU, que amb una “actuació” fonamentalista al màxim, digna de les Creuades, havia de suplir amb grans dosis d’indignació sobreactuada i mentides a l’engros que no hi havia defensa pel seu partit… Tant penós, tot plegat! I ja, per acabar, el despreci que es va escapar del micro de la presidenta del Parlament, Sra. de Gispert, quan va captar el seu disgust contra la gent treballadora que ja n’estava farta d’una representació grotesca: “És vergonyós, eh? Convidar a aquesta gent…!” Precisament aquesta gent que amb el seu treball a la sanitat i els seus drets de ciutadania fan que el Parlament tingui encara algun sentit, malgrat la mediocritat i la mala fe que alguns polítics i polítiques oferien impunement (o no!) a la ciutadania.

L’Albano Dante, de cafeAMBllet, ha expressat en el seu video bona part del que jo voldria dir… però encara queda. I sortirà. Es un video valent que els hi recomano de cafeambllet, però també si poden, vegin, en positiu, les intervencions d’Isabel Vallet i de Marta Ribas Frías. I ja desprès, escoltin amb atenció d´on venen els llots d’avui, com destapa la parlamentaria del PSC, i si en tenen humor i ganes (o necessiten un “xute” d’adrenalina) dediquin uns minuts més a la resta d’intervencions. Tota la sessió d’ahir ja està penjada a la web del Parlament. Per tot plegat, estic d’acord amb l’Albano: continuarà.

Veure també el que diu Jessica Mouzo Quintans a l’edició de Catalunya deElPais.

 

Etiquetes: ,

Ramon Montoya explica la #RebelioBellvitge

imageEn el PeriodicDelta Sergi Olivera pregunta a Ramon Montoya (1973), veí del Prat i infermer del servei d’urgències de l’Hospital de Bellvitge i delegat del SATSE (el sindicat d’infermeria) sobre la #RevolucióBellvitge. Des de fa 3 anys en Ramon Montoya és president de la Junta de Personal del centre, equivalent al comitè d’empresa en la funció pública. Durant tot aquest temps ha participat de moltes protestes que, conjuntament amb plataformes d’ usuaris, denuncien que les retallades aplicades pel govern català en sanitat pública serveixen per beneficiar un model privat o concertat. En aquesta entrevista ens explica la seva visió del conflicte des de dins.

Aquesta teoria de retallar la sanitat pública per beneficiar el negoci de les privades és constantment desmentida pels responsables del govern català. Me la pot argumentar?

És cert que ells sempre posen com a excusa que Madrid no està aportant els diners necessaris. Nosaltres sabem que sí que hi ha diners però no s’estan destinant a la sanitat 100% pública. No es prioritzen els recursos cap al model de l’ICS (Institut Català de la Salut), sinó que es deriven cap a hospitals privats i un model de consorcis que es gestionen fora de l’ICS. No oblidem que això ve decretat pel conseller Boi Ruiz, que venia de la patronal dels hospitals privats, un autèntic contrasentit.

Posi’m un exemple d’aquests consorcis.

Els consorcis es van crear quan governava Jordi Pujol per cobrir zones de territori on no hi havia hospitals de referència. La idea era bona però amb el temps s’ha degradat. Em refereixo per exemple a consorcis on s’han destapat escàndols de corrupció gràcies a la revista Cafèambllet (CSMS, Corporació de Salut del Maresme i La Selva). Es tracta d’un altre model diferent del de l’ICS, que sí que és 100% públic i on els pressupostos estan controlats des del Parlament. En el cas dels consorcis, es nodreixen de diners públics però la gestió que se’n fa és opaca. Si vols fer un seguiment d’on van a parar aquests recursos arribes a un punt on els perds la pista.

image
Vol dir que algú s’embutxaca aquests diners públics?

El que està clar és que amb aquest model que volen imposar és tot més obscur. Potser és casualitat que membres dels consells d’administració d’alguns hospitals privats a on estan derivant pacients de l’ICS, i per tant diners públics, siguin de certs partits polítics i que alguns d’aquests directius estiguin cobrant més que els mateixos Boi Ruiz o Artur Mas. Nosaltres veiem que es vol eliminar el model públic per fer negoci i contra això estem lluitant i conscienciant la gent.

L’entrevista sencera, a la versió en paper del Periodic del Delta del Llobregat, i tot el seguit d’accions dels pacients, des del bon començament de la insubmisió del Dani fins avui, en els magnífics articles de Jessica Mouzo Quintans a l’edició de Catalunya de El Pais.

I aquesta tarda, moció de reprovació d’ICV-EUIA a Boi Ruiz. Més informació a Dempeus.

 
Deixa un comentari

Posted by a 24 juliol 2014 in Salut

 

Etiquetes: , ,

 
Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 10.123 other followers

%d bloggers like this: